levitra 20 discount levitra pill cutter generic cialis order softtabs online generic low price cialis cialis pill cutters vardenafil levitra online cheap levitra online vardenafil online viagra overnight viagra soft tabs overnight delivery cheap sildenafil tablets 100mg india drugs scoria viagra pills cialis no rx viagra
Conecta con DBasket

Mercado

Traspaso de Griffin a Detroit: nueva era en Los Ángeles

blake griffin es traspasado a los detroit pistons

Aun recuerdo aquel día, aquel chico saltando por encima de un coche en un concurso de mates. De eso se van a cumplir en pocas semanas ocho años. Quedé tan asombrado que pensé: “no se como me las apaño, pero tengo que volver a ver a este jugador”. Con 12 años, que es lo que tenía en aquella época, seguía el baloncesto a nivel europeo (era del Real Madrid y le seguía en la ACB y en Euroliga, básicamente).

Me había llamado la atención la NBA, claro está, pero por el tema de los horarios, nunca me atreví a ver un partido en directo. Solía animar a los Lakers, como gran parte de la afición española, por Pau Gasol. Pero al enterarme del equipo de Blake Griffin, los Clippers, me declaré fan. Ese año Blake fue rookie del año y fue seleccionado para participar en el All-Star. No era más que un jugador de mates espectaculares, pero al fin y al cabo, es algo que de primeras siempre llama la atención. Ese mismo verano llegó Chris Paul a la franquicia. Una temporada 2011-12 donde comencé a ver más partidos y donde sobre todo, recuerdo esa serie de playoffs contra Memphis, con una de las mayores remontadas que se recuerdan en un partido de postemporada. Con tan solo verme la felicidad que tenía, supe que de verdad era aficionado de aquel equipo. Un dúo Paul-Griffin que me ilusionaba tanto que hasta decidí crear un proyecto para informar del equipo que puedo decir orgulloso que todavía sigo teniendo a día de hoy. De lo que a día de hoy no queda, y aunque cueste mucho digerir, es de esa ilusionante pareja.

Una era que toca a su fin

El proyecto, el sueño de ver a ese equipo campeón, se acabó. Cada año se alcanzaban los playoffs sin apenas problemas y cada temporada que pasaba parecía un pasito más cerca el título. Dolió mucho la eliminación en la temporada 2013-14 ante Oklahoma City en semifinales de conferencia, con aquel polémico quinto partido donde, sin ningún miedo puedo decir que se lo robaron a los angelinos. Pero dolería aun más el siguiente año. Chris Paul lesionado anotando un game-winner ante San Antonio en el séptimo partido de primera ronda. Y aun con CP3 lesionado, parecían superiores a su rival de semifinales, Houston. Clippers llegó a ir 3-1 arriba… pero los texanos vencerían la serie. Y ahí comenzó el declive. Las lesiones no cesaban. Tanto en temporada como en los momentos clave de playoffs. Sobre todo era el cyborg, Griffin, quien parecía más propenso a sufrirlas. A pesar de los múltiples intentos, a partir de lo de Houston nada volvió a ser igual. Casualidades de la vida, ese fue el destino de Chris Paul este verano de 2017, en el que equipo se resquebrajó por completo y donde, sorprendentemente, Blake Griffin era renovado con un contrato de estrella (173 millones por 5 temporadas). Todo apuntaba tras la prematura eliminación de playoffs a una reconstrucción completa desde cero. Es por ello por lo que nadie esperaba que la franquicia diese ese tipo de contrato a un jugador que, a pesar de su crecimiento, seguía siendo propenso a lesiones y, sobre todo, no sabíamos cómo iba a afrontar sin su escudero Chris Paul.

En esta temporada, echada a perder (otra más) por los problemas físicos y con ya más de tres semanas de rumores acerca de Blake, DeAndre Jordan y Lou Williams, parece ser que la franquicia ha decidido lo que era obvio: reconstrucción de cero. Como ya sabemos desde esta madrugada, Blake Griffin ha puesto rumbo a Detroit junto a Willie Reed y Brice Johnson (piezas que no han encontrado hueco en el equipo) a cambio de Avery Bradley, Tobias Harris, Boban Marjanović, una ronda de 2018 (protegida top-4) y una segunda ronda de 2019.

Caminos opuestos

¿Dónde deja esto a ambos equipos?

Clippers: pensando en el futuro

Del futuro de Clippers ya hemos hablado. Mirada puesta hacia el futuro. Jugadores jóvenes, sí. Pero sin tirar la temporada, o al menos es lo que dan a entender. Bradley es expiring o, lo que es lo mismo, acaba contrato este año y no va a renovar. Harris y Marjanović lo terminan en 2019, pero nada descarta que se les busque salida este verano para añadir otras piezas. Lo que es cierto es que Harris y Bradley son dos jugadores titulares en muchísimos equipos, con un gran nivel y que van a hacer que lo que queda temporada no sea un tankeo absoluto.

Harris está haciendo la mejor temporada de su carrera. Ha dado un paso adelante y promedia 18’1 puntos, 5’1 rebotes y 2 asistencias con un 40’9% de triples. Tiene talento y sobre todo juventud (25 años), que es lo que al final está buscando el equipo.

En cuanto a Avery Bradley, ya conocemos su faceta como defensor. Quizás ha perdido nivel en comparación con lo mostrado en Boston, pero le avalan 15 puntos y 1’15 robos por encuentro, con un gran porcentaje también es de perímetro (38’1%)

Detroit: idea de ganar ya

Los Pistons, van justo en la otra dirección. En una conferencia donde a priori se puede llegar más lejos fácilmente, los de Detroit incorporan al cinco veces All-Star para formar un temible frontcourt con Andre Drummond. Con Blake llega además una estrella mediática que necesitaba el equipo, quizás poco vistoso hasta el momento y desde que lograsen el anillo en 2004. Con el contrato de larga duración de Griffin deben ahora asegurase de rodear a los dos interiores de buenos exteriores, generadores de juego, tiradores, etc. Muy similar el caso con lo que ha ocurrido en los Pelicans, donde estaba funcionando a la perfección hasta la lesión de Cousins (estaban quintos de conferencia y dando muy buenas sensaciones).

Tal y como ha afirmado el periodista de ESPN Adrian Wojnarowski, Lou Williams y DeAndre Jordan saldrán en este mercado antes del trade deadline del 8 de febrero.

Como suele ser habitual, el primero siempre tarda en ocurrir. Pero tras este se irán desencadenando todos los demás. Es del todo inútil retener a estos dos jugadores que van en contra del objetivo actual. Por DeAndre Jordan, se habla de Houston, Portland y Cavs. Y por Lou Williams, quien está haciendo su mejor temporada, además de los Cavaliers también los Thunder han mostrado interés.

A grandes rasgos esto es lo que pueden ofrecer (y lo que interesaría retener a Clippers): Houston a Clint Capela; Portland a Jusuf Nurkic; Cavaliers la ronda de Brooklyn; Thunder a Álex Abrines o Terrance Ferguson entre otros. Obviamente, en algunos casos llegaría algo más de lo citado, pero son los principales atractivos por los que debe moverse la franquicia angelina.

Pero sin duda alguna, la mirada está puesta ya en la agencia libre. El analista Marc Stein del New York Times apuntaba directamente a este 2018 y a un nombre propio: LeBron James.

Espacio salarial hay de sobra para traer una estrella, y sin duda es la intención. Los Ángeles es un destino muy apetecible, pero va a depender mucho de la situación del equipo, las expectativas y de que como sea capaz Steve Ballmer de vender el proyecto. Lo de LeBron es algo descabellado, pero no imposible. Pero lo más probable es que sea en 2019, donde grandes estrellas finalizan contrato (Kyrie Irving, Klay Thompson o Kawhi Leonard entre otros) y por las que seguro que el equipo puja fuerte proponiendo una gran camada de jóvenes y algún pick prometedor este verano como señuelo. Y gran parte del éxito puede venir de cómo se muevan en estos 10 días que quedan para hacer traspasos.

Hoy, la herida duele. Los aficionados de Clippers nos hemos estado agarrando a un clavo ardiendo por que el proyecto llegase lejos, aun sabiendo que desde lo de Houston en playoffs el equipo no ha ido sino dando pasos hacia atrás. Hoy queda menos (prácticamente nada) de un proyecto cargado de ilusión pero que ha finalizado sin éxito. Quizás en unos años echemos una mirada atrás y veamos que  el traspaso era lo mejor para la franquicia pero ahora mismo cuesta mucho ver ese futuro, y sobre todo cuesta decir adiós a los mejores años de la franquicia.


Fuente de la imagen de portada: Business Insider

Redactor de la sección NBA. Escribo principalmente de Clippers.

Pincha para comentar

Más Conferencia Oeste