Conecta con DBasket

Liga Endesa

Montakit Fuenlabrada fue arrollado por los azulgrana en el primer tiempo

El Barça saca músculo antes de la Copa del Rey

El cuadro catalán, utilizando su segunda unidad y con Seraphin de líder, no tuvo dificultades para deshacerse del Fuenlabrada.

Barcelona Fuenlabrada
Fuente: ACB Photo / S. Gordón

El F.C. Barcelona consiguió una cómoda victoria en casa por 106-76 ante un Montakit Fuenlabrada que duró ocho minutos en el encuentro. Los visitantes, con una floja defensa en la primera mitad, permitieron a los culés dejar el partido decidido.

El francés Kevin Seraphin fue el mejor de la tarde con 20 puntos y 7 rebotes para 30 de valoración, mientras que el escolta Pako Cruz fue el más destacado de FuenlabradaPesic pudo permitirse el lujo de dar descanso a hombres importantes como Tomic, Hanga o Heurtel.

>>Estadísticas completas



Previa

El líder de la competición recibía en el Palau Blaugrana a un rival de la parte baja de la tabla como Montakit Fuenlabrada. Los catalanes llegaban tras caer derrotados en Tenerife, aunque en Euroliga se impusieron el pasado jueves al Zalgiris. Por su parte, los visitantes viajaban a Barcelona con siete victorias tras doblegar en su cancha a Movistar Estudiantes. Reseñar que una de las tres derrotas que los azulgrana tienen en su haber fue en la ida del Fernando Martín.

El partido venía marcado por el adiós de Néstor Che García al equipo madrileño. En su lugar al frente del banquillo estaba Josep María Raventós. En lo que a jugadores se refiere, por el conjunto visitante Álex Llorca no jugó y en su lugar volvió Tomás Bellas a la rotación. Por parte del Barça, el croata Ante Tomic se tomaba un descanso pensando en la copa y en su lugar entró en la convocatoria el ucraniano Pustovyi.

Quintetos iniciales:

– F.C. Barcelona: Heurtel, Blazic, Hanga, Singeton y Pustovyi.

– Montakit Fuenlabrada: Rowland, Popovic, Eyenga, Clark y Ch. González.

Rodillo azulgrana

El partido comenzaba muy igualado, con los locales intentando imprimir un ritmo alto para desbordar a los madrileños. Sin embargo, Fuenlabrada no daba su brazo a torcer e igualaba las fuerzas mediante rotaciones cortas que tenían algo desorientados a los de Pesic, que iban ligeramente por delante (17-15). El conjunto fuenlabreño estaba generando buenas acciones en favor de sus interiores, que quedaban en ventaja.



Pero la energía le duró a los madrileños ocho minutos. A partir de ahí, el ataque visitante incurrió en fallos de manejo que permitían correr al rival, lo que más le gusta. Con un parcial de 7-0 los locales cogían ya carrerilla hacia la victoria. Al término del primer acto, el Barcelona se adelantaba por nueve puntos (24-15).

Al cuadro madrileño le costaba anotar una barbaridad, ya que desde el exterior tenían el aro cerrado, con un 2/9 en triples. Y por si los problemas eran pocos el ataque azulgrana estaba ya claramente imponiéndose mediante un Seraphin que, hoy sin Tomic, se estaba erigiendo en el mejor de los suyos. El francés, a estas alturas del encuentro, ya llevaba diez puntos para quince de ventaja a favor de los suyos.

El choque iba camino de ser un calvario para los visitantes, pero hubo una tímida reacción impulsada desde el perímetro por Pako Cruz. Los de Raventós lograron bajar la diferencia hasta los 12 puntos, sin embargo, en un tiempo muerto, Pesic reorganizó su ataque para poner de nuevo el rodillo atacante.

Un triple de Hanga hacía ya superar los 50 puntos al Barça ante un Fuenlabrada que no oponía nada en defensa y, a continuación, otra diana de Thomas Heurtel cerraba una primera mitad fatídica para el cuadro visitante, que perdía de 23 puntos (59-36). El conjunto culé tenía una nómina de tiros de campo por encima del 65%, y la peor defensa de la competición estaba siendo otra vez masacrada.

Fuenlabrada evitó el sonrojo

A vuelta de vestuarios, el ataque de Montakit mejoró con un Popovic más enchufado. Sin embargo, el Barça seguía cobrando canastas fáciles. La diferencia no descendía nunca de los veinte puntos, merced al buen trabajo interior de Artem Pustovyi. Pese a todo, cuando los madrileños peor lo tenían sacaron carácter para detener el ataque de los locales y así paliar la paliza que estaban recibiendo. Los visitantes bajaban después de muchos minutos los 20 puntos de diferencia (70-52).

A falta de diez minutos, el partido estaba ya decidido, y el F.C. Barcelona parecía ya estar ahorrando esfuerzos de cara a siguientes compromisos. Pero por desgracia para la defensa madrileña, esa no era la actitud de Kevin Seraphin, que seguía dando en este encuentro su mejor versión de la temporada. El francés iba camino de ser el MVP de la jornada ACB.

En el sprint final del partido la diferencia superaba ya la treintena de puntos. El choque estaba siendo un duro castigo para Fuenlabrada, que se volvía para Madrid con más de 100 puntos encajados y un 106-76 en el resultado final.

El F.C. Barcelona llegará a la Copa del Rey tras esta plácida victoria en casa, en la que ha podido además dar descanso a hombres importantes. El jueves se enfrentará en cuartos a Valencia Basket. Por su parte, los visitantes disponen ahora del parón de la ACB para refrescar ideas de cara a afrontar la última parte de la liga, y con la incógnita de saber si Josep María Raventós se sentará en el banquillo de los madrileños la próxima jornada.



Pincha para comentar

Más FIBA