Conecta con DBasket

Liga Endesa

Los chicos de Moncho Fernández remontan un partido que se puso cuesta arriba gracias a un parcial final de 19-30

Obradoiro da la campanada en la Fonteta

Remontada del conjunto gallego con David Navarro como protagonista.

Obradoiro Valencia
Fuente: ACB Photo / M.Á. Polo

Tarde de reencuentros en la Fonteta en un partido entre un Valencia Basket que llegaba a la competición doméstica después de vencer en su último partido de Eurocup, y el Monbus Obradoiro, que venía con la idea de conseguir una nueva victoria que los alejase mas del descenso y los acercara poco a poco a los puestos de Playoffs. Partido emotivo para el local Matt Thomas, que jugaba contra sus ex-compañeros del Obradoiro, y para Triggvy Hlinason, que regresaba a la Fonteta como cedido por el conjunto taronja.

>>Estadísticas completas



Primera ventaja importante de la mano de Will Thomas

Valencia empezó el partido con ganas y eso se vio desde el primer segundo. El equipo taronja encadenó un 8-0 de parcial en los primeros dos minutos de partido, lo que provocó el primer enfado de Moncho Fernández. Obradoiro intentaba reaccionar, pero Joan Sastre seguía manteniendo el +8 en el marcador (13-5) a favor de los locales. Un triple de Ben Simons puso a los gallegos a 3 puntos de sus rivales, pero ahí apareció Will Thomas y, con tres jugadas consecutivas, rompió definitivamente el cuarto (19-12).

Tras ello, Hlinason quería tener protagonismo en la cancha que lo vio nacer como jugador y por un momento puso a su equipo a 5 del Valencia, pero Sam Van Rossom se encargó de acabar con las ilusiones gallegas y cerró el primer cuarto con un resultado de 21-14.

Obradoiro aprieta pero Valencia domina

En el segundo cuarto, el partido llevaba el mismo ritmo de partido, anotación de Valencia y posterior réplica obradoirista. Después de dos canastas consecutivas del Obradoiro, de la mano de Navarro y Vasileiadis, el marcador se apretaba (26-20), pero nuevamente Matt Thomas, ayudado de Joan Sastre, se encargaba de seguir manteniendo la distancia cómoda en el luminoso (38-29).



La principal arma del Obradoiro, el triple, no estaba siendo lo mas destacado de los gallegos, y es que el juego interior se estaba llevando el mayor protagonismo de las jugadas ensayadas por los pupilos de Moncho Fernández. Sàbat empezó a tirar del carro desde el triple, y Kostas Vasileiadis le acompañó con la intención de recortar distancia en el marcador y afrontar el tercer cuarto con otras sensaciones. Dos tiros libres del griego le permitiría al conjunto gallego irse 7 abajo en el marcador (46-39).

Vasileiadis tira del carro gallego

Valencia afrontó los primeros minutos del segundo tiempo como venía haciendo en los dos cuartos anteriores. Hlinason pecó de juventud y Dubljevic le sacó la cuarta falta nada mas empezar el periodo. Esto significaría la entrada en el partido de Vladimir Brodziansky que, junto a Kostas Vasileidadis, mantenía a Obradoiro vivo (54-46).

A falta de tres minutos para empezar el último cuarto, Bojan Dubljevic anotó un triple que ponía la máxima distancia en el marcador, con un +13 (66-53). Esta diferencia no mataría al Monbus Obradoiro que, liderado por Kostas, reduciría de manera drástica la ventaja y se entraría a los últimos diez minutos de partido con un resultado de  68-64, después de un buen parcial de 2-11 a favor de los gallegos.

Remontada gallega

Aprovechando los buenos instantes finales del tercer cuarto, Obradoiro seguía apostando por el juego que tan buen resultado le dio en los instantes finales del periodo anterior. Transcurridos dos minutos de cuarto, Obradoiro logró ponerse uno abajo (70-69), provocando que el Valencia Basket entrará en un momento de ansiedad. Después de encadenar varias jugadas positivas, Obradoiro veía como lo que Valencia buscaba no le salía y, aprovechando el banquillo gallego, Obradoiro empató el partido con 6 minutos por delante (75-75).

Con Obradoiro por primera vez por delante en el marcador (80-81), los últimos cuatro minutos de partido llevarían un ritmo frenético en el que cualquiera de los dos equipos podía dar un golpe sobre la mesa. David Navarro entró en los últimos instantes del encuentro con confianza y no le tembló el pulso para echarse el equipo a las espaldas y lograr así una nueva victoria en Liga Endesa (87-94).



Pincha para comentar

Más FIBA