Conecta con DBasket

NBA

San Antonio se llevó una necesitada victoria ante Memphis

Los Grizzlies pudieron empatar con dos tiros libres de Jackson, pero el ‘rookie’ falló. Respiran los Spurs.

Con caras nuevas y mucha excitación por salir a la cancha dio inicio el encuentro entre Memphis Grizzlies y San Antonio Spurs, en el que los locales comenzaron atacando a partir de las acciones de Avery Bradley y, desde el minuto siete, con los picks and rolls de Jonas Valanciunas, quien fue usado como generador de juego durante todo el primer cuarto. San Antonio, por otro lado, empezó dormido, viviendo de los aclarados de Rudy Gay y DeMar DeRozan en ataque y permitiendo todo tipo de anotaciones en defensa (20-33).

>>Estadísticas completas



En el inicio del segundo cuarto el ritmo del partido continuó siendo bajo y ambos equipos apostaron a un enfrentamiento de pocas posesiones. Bradley continuaba haciendo lo suyo en ataque, pero en defensa los de Tennessee perdieron la línea y permitieron puntos fáciles, principalmente de Patty Mills, que ya comenzaba a descifrar la manera de lanzar a canasta tras uno o dos botes en los picks and rolls centrales. A pesar del buen momento ofensivo, San Antonio tampoco podía frenar a Memphis atrás, por lo que los locales aprovecharon la situación y, con cinco puntos seguidos del dúo Bradley-Valanciunas, se fueron al descanso largo venciendo por la mínima (57-58).

Como si de otro partido se tratase, San Antonio entró completamente fresco en el arranque del tercer cuarto, cerrando las principales vías de anotación de su rival en defensa y rotando la pelota para encontrar los tiros abiertos en ataque, principalmente de DeRozan y Aldridge, que ya comenzaban a ser fuerzas indómitas (62-73). A pesar de ello, Memphis, fiel a su estilo, volvió al partido a base de lucha y a base (una vez más) de Bradley, quien marcó seis puntos en el parcial para que Memphis se mantuviese cerca con un cuarto por jugar (94-86).

En el inicio del último cuarto fue DeRozan quien inauguró el parcial con un lanzamiento de media distancia. Sin embargo, a partir de allí, Toronto resurgió definitivamente y, gracias a los puntos de Holiday (seis), Miles (tres) y Noah (dos), se colocó a sólo un punto de diferencia en el electrónico faltando ocho minutos (96-95). Todo continuó de igual manera hasta el minuto tres, en el cual San Antonio volvió a buscar a Aldridge.

El pívot del equipo texano respondió al desafío, se desenvolvió en la pintura y anotó cuatro puntos seguidos que permitieron a los visitantes mantener su ventaja a falta de 51 segundos. En las jugadas siguientes, un fallo de Jaren Jackson Jr. por un lado y otro de DeRozan en la vereda contraria por el otro forzaron a que el marcador se mantuviese inmutable. Tras el tiro marrado de DeMar, Bradley tomó el rebote y, después de un par de pases, el balón quedó en manos de Jackson Jr, que, tras una finta de lanzamiento, estableció el contacto y recibió una falta del mismo Aldridge.



Con todo el público alentando y mucho nerviosismo en el aire, Jaren tomó el primer lanzamiento y falló malamente el mismo. Por si esto fuera poco, el interno intentó dar un rebote intencional en el segundo tiro para mantener a su equipo con esperanzas, pero la pelota terminó entrando después de golpear con el tablero, provocando la bronca y desilusión de todos los de Tennessee.

Posteriormente, un tiempo muerto de Gregg Popovich permitió a su equipo sacar desde la zona de ataque y, tras un pase a Aldridge, el reloj electrónico sonó y los de San Antonio se llevaron una importante victoria que les permitirá respirar tras el mal momento del que venían pasando (108-107).

Estudiante de comunicación social. Enfermo del básquet y especialista en NBA. Si hay foul que queden marcas. No te tomes la vida demasiado en serio, total no saldrás vivo de ella.

Pincha para comentar

Más Conferencia Oeste