Conecta con DBasket

Liga Endesa

Los visitantes estuvieron mejor en las últimas jugadas

Gran Canaria se lleva una ajustada victoria de Tenerife

El derbi canario cae del lado amarillo con Clevin Hannah como brazo ejecutor. Los tiros libres decantaron la balanza.

Tenerife Gran Canaria
Fuente: ACB Photo / A. Perez

Gran Canaria arranca la victoria en casa de su eterno rival Tenerife por 86-90. El partido casi siempre transcurrió igualado, pero el temple de Hannah en el tramo final decidió. Los locales marraron once tiros libres y Granca solo dos. Ferran Bassas, con 17 puntos, fue el mejor de los tinerfeños y el citado Clevin Hannah, que también anotó 17, por parte de los claretianos. Iberostar cosecha su tercera derrota seguida mientras que Herbalife cierra una brecha de cuatro partidos perdidos y consigue su primera victoria a domicilio de la liga.

>>Estadísticas completas

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Previa

Derbi canario entre dos equipos que no atravesaban un buen momento. Iberostar perdió las dos últimas jornadas y no quiere alejarse de los puestos altos de la tabla. Mucho más delicada era la situación de Herbalife, que cayó los cuatro últimos partidos y está en una zona muy comprometida de la clasificación. Ambos conjuntos venían de caer a domicilio en sus respectivos encuentros de competiciones europeas.

Los visitantes tenían numerosas ausencias: Luke Fischer, Luke Nelson, Anzejs Pasecniks y Eúlis Báez. Además, la ficha de Josh Magette está desactivada para la competición nacional. Por parte de los chicharreros no iba a estar en el parqué el lesionado Javi Beirán y en su lugar entraba Janari Joesaar, que iba a hacer su debut. A última hora también se caía el maño Rodrigo San Miguel de la rotación.

Reparto de cuartos

Quintetos iniciales:

– Iberostar Tenerife: Bassas, Staiger, Brussino, Abromaitis e Iverson.

– Herbalife Gran Canaria: Hannah, Strawberry, Rabaseda, Tillie y Balvin.

Se notaba que era un derbi de necesidades. A los locales les pesaba la responsabilidad y salían nerviosos tomando malas decisiones. Por su parte, Gran Canaria lo hacía con Strawberry (8 puntos en los primeros cinco minutos) como punta de lanza (11-22). Un contrariado Txus Vidorreta se veía obligado a detener el partido para reconducir sobre todo sus recursos defensivos, ya que estaban haciendo aguas.

El tiempo muerto no surtió efecto y los claretianos seguían viendo aro con facilidad. Sin embargo, Davin White, con tres canastas casi consecutivas, estaba por la labor de rescatar a los suyos en ataque. Los visitantes seguían seis puntos por delante al término del primer cuarto (21-27). Iberostar había amortiguado la fuerte salida del Granca.

Los locales estaban acusando las bajas, sobre todo la de San Miguel en la dirección de juego. A entrada del segundo cuarto, el ataque grancanario seguía obteniendo puntos en el interior de la zona, mediante Sander Vene y Jacob Wiley. El equipo de Víctor García en el partido de hoy estaba cuidando bastante bien el balón. Las bajas le hacían jugar casi siempre con un quinteto pequeño, con Wiley de center provocando buenas circulaciones y más amenaza exterior. Sorprendentemente Cory Jefferson, uno de los recientes fichajes, no jugó esta tarde.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

La segunda unidad de Tenerife si funcionaba en ataque, con Richotti y Sebas Sáiz recortando la diferencia (38-42). Los locales iban estrechando el cerco a los amarillos, sobre todo porque Gran Canaria había bajado su rendimiento ofensivo. Sus porcentajes ya no eran tan buenos como al principio. Colton Iverson, desde la línea de tiros libres, igualaba el partido a 44.

Posteriormente, el veterano Albert Oliver sacaba raza para auxiliar a los suyos en estos malos momentos. El partido se iba igualado al intermedio 50-51, con un 29-24 en el segundo acto. Un tanteo muy alto y un cuarto para cada contendiente. El equipo que pusiera más fundamento en defensa en la segunda mitad tendría mucho terreno ganado.

Clarividente Hannah

A vuelta de vestuarios, el encuentro ya no era tan frenético, pero seguía igualado. Ambos conjuntos subieron su nivel físico y los porcentajes de lanzamiento caían. Cada canasta empezaba a costar un mundo para casi todos, en esta fase del encuentro el único con la cabeza fría era nuevamente D.J. Strawberry. El escolta norteamericano se estaba convirtiendo en una pesadilla para los antiaéreos locales y ponía a los suyos por delante 60-66.

La red tejida por los visitantes dificultaba a los aurinegros su circulación de balón y estos llevaban ya 12 balones perdidos. Los de Víctor García seguían aun con cinco puntos de renta. Nico Brussino anotaba entonces un triple tras una buena combinación con Bassas, y con ello se llegó al final del tercer parcial con cuatro arriba para los de Gran Canaria (69-73).

Sin embargo, la caldera de La Laguna empezó a calentarse a ritmo de los suyos. En el primer minuto los locales habían igualado de nuevo la contienda mediante Brussino. Pero Herbalife no se puso nervioso y Marcus Eriksson desenfundó su fusil para enfriar el ambiente (74-78). Pero, para desgracia del Granca, apareció Colton Iverson en ataque poniendo otra vez el encuentro en un puño. Partido nuevo en el Santiago Martín a falta de algo menos de seis minutos.

Seguidamente, un excelso Ferran Bassas, ponía a Tenerife por delante desde el perímetro. Mientras, Gran Canaria se aferraba al encuentro mediante la línea de tiros libres, donde son casi infalibles, y cargando el rebote ofensivo. Seguía la igualada en el partido a falta de tres minutos.

A Clevin Hannah no le pesó la responsabilidad ni le tembló el pulso. El menudo base se erigió en el rey absoluto del último minuto del partido, llevando a los suyos hacia la victoria por 86-90. Gran Canaria falló únicamente dos tiros libres durante el partido, y Tenerife once, lo que fue una de las claves del triunfo visitante. Sus aficionados, a pesar de los sinsabores que están sufriendo esta temporada, lo celebraron a lo grande en casa del eterno rival.

Pincha para comentar

Más FIBA