Conecta con DBasket

Hablamos de estadísticas

La eficiencia en el baloncesto

Introducimos el concepto de posesiones, directamente relacionado con el rating ofensivo y defensivo.

Estadística avanzada

Puedes leer el resto de artículos de esta serie aquí.

El principio de eficiencia es simple, el valor del ataque de un equipo no se mide por la cantidad de puntos que anota, se mide por la cantidad de estos que consigue por posesión. Con la defensa ocurre lo mismo, no la debemos juzgar por los puntos que reciben, debemos hacerlo por los puntos que les anotan por posesión.



La definición de posesión es sencilla, es cuando el equipo tiene el balón, y no la pierde hasta que otro equipo consigue la posesión o el cuarto se termina. En una posesión pueden intervenir diferentes jugadores y tener varias jugadas. Lanza Stephen Curry de dos puntos, falla el lanzamiento, rebote para Draymond Green, la pasa a Klay Thompson que lanza un triple que anota. Tres acciones en una posesión, fallo de dos de Curry, rebote ofensivo de Green y triple de Thompson.

Para medir la eficiencia de los equipos de hace algunos años no tenemos datos concretos, pero el boxscore nos puede ayudar. Una canasta finaliza la posesión, un tiro a canasta y un rebote defensivo posterior la termina y una pérdida también la finaliza.

Una fórmula típica que se utiliza para calcular las posesiones de un equipo es:

Tiros Intentados – Rebotes Ofensivos + Pérdidas + (0,44 * Tiros Libres Intentados)

En la temporada 2013/14 de la NBA los equipos tuvieron una media de 96,5 posesiones por partido. En esa misma temporada los equipos con más puntos por posesión en un partido ganaron el 96,7% de los partidos y, cuando la diferencia entre puntos por posesión era de 0,05 o más, la victoria se consiguió el 100% de las veces. Pero, ¿y si no nos complicamos la vida y decimos que el equipo que logra más puntos en un partido gana el 100% de los partidos? En la estadística no nos gusta el camino fácil, porque todos los caminos tienen sus recovecos.

Veamos. En esa misma temporada, el número de posesiones de un partido se encontró entre 79 y 122. 100 puntos en 79 posesiones nos dio una gran eficiencia ofensiva, mientras que 100 puntos en 122 posesiones nos habla de una mala eficiencia ofensiva. La temporada pasada, el equipo con más posesiones por partido fueron los Pelicans, con 104,9, y los que tuvieron menos fueron los Spurs, con 98.

Como vemos existe una correlación clara entre el porcentaje de victorias y los puntos por posesión. A más puntos por posesión, más victorias.

Podemos pensar que los puntos por partido también son un buen marcador del porcentaje de victorias, dado que a más puntos por partido más victorias. Veamos la temporada pasada:

De los quince primeros equipos con más puntos por partido, cinco se quedaron fuera de postemporada. Los Spurs, en la posición vigésimo séptima en puntos por partido, entraron en playoffs.



Mientras, de los 15 primeros con más puntos por posesión, tan solo tres se quedaron fuera de postemporada.  Los Heat entraron en postemporada estando en el puesto vigésimo segundo de esta estadística -los peor clasificados que llegaron a jugar en abril-. En esta clasificación, los Spurs se encontraban en el puesto número 17.

Si vemos los puntos que recibe un equipo por posesión, también podemos valorar la eficiencia defensiva de estos.

Como vemos, también existe una relación clara entre los puntos recibidos por posesión y la cantidad de victorias. A menos puntos recibidos por posesión más victorias. Repitamos el ejercicio anterior, ahora con puntos recibidos por partido versus puntos recibidos por posesión durante la pasada temporada.

Observamos que de los quince primeros que recibieron menos puntos por partido, cuatro no llegaron a postemporada. Los Pelicans, en el penúltimo lugar de esta estadística, llegaron a postemporada.

Por su parte, de los 15 primeros a los que les anotaron menos puntos por cada 100 posesiones, sólo dos no llegaron a disputar playoffs. Los Cavaliers, en el penúltimo lugar, si llegaron a disputar las eliminatorias.

En los movimientos actuales de análisis avanzado estadístico en el baloncesto cada vez se habla más de eficiencia. Los equipos no deben ser juzgados por los puntos que consiguen, si no que deben ser valorados bajo su producción por oportunidad. Además, debemos cuantificar su producción en cada posesión. Las posesiones serían al baloncesto el átomo a la física. Evidentemente, los jugadores deberían ser medidos por su eficiencia, pero sin olvidar que los grandes jugadores consiguen que sus equipos sean eficientes, y los jugadores eficientes consiguen equipos eficientes.

El objetivo final del juego es ganar partidos, y la eficiencia está directamente correlacionada con las victorias. Un equipo más eficiente conseguirá más triunfos, y eso es lo que buscamos.  En los próximos artículos, hablaremos de los indicadores de eficiencia ofensiva y defensiva.

Pincha para comentar

Más Hablamos de estadísticas