Conecta con DBasket

Los Angeles Lakers

Los Lakers y las lesiones: drama sin fin

La enfermería ha estado plagada durante la campaña de los angelinos.

LeBron James Lakers lesiones
Fuente: Sean M. Haffey

La temporada de los Lakers ha sido un desastre. Sí, sin más. Y usamos la conjugación del pretérito perfecto compuesto porque, a pesar de que queden unos partidos por disputar, la campaña del equipo angelino está completamente terminada. Los Lakers están prácticamente fuera de playoffs, y han puesto restricción de minutos a LeBron James y a los jóvenes.



Podríamos nombrar varias causas de este fracaso: las rotaciones de Luke Walton, el tema Anthony Davis y la química del vestuario, los traspasos y fichajes de Magic Johnson y Rob Pelinka, entre otras. Sin embargo, es cierto que los Lakers tienen otro factor clave en este lío: las lesiones. Los californianos han sufrido mucho esta temporada en la enfermería, con estancias que han sido de corta y larga duración, y que han influido en el desempeño del equipo. Repasemos algunos jugadores del equipo y sus lesiones durante la temporada.

Brandon Ingram

Ingram no tuvo una gran cantidad de lesiones, pero tenemos que hacer una mención obvia debido a las últimas noticias. La única dolencia que había tenido el alero durante la temporada había sido un esguince de tobillo hace tres meses.

Sin embargo, en las últimas horas nos hemos enterado de otra lesión de Brandon, y mucho más seria de la anterior. Según la franquicia, Ingram tendría una DVT, o deep venous thrombosis, en su brazo derecho¿Qué significa esto? Que el joven alero tendría una trombosis venenosa en su extremidad superior, lo que se traduce a problemas en la sangre.

El periodista Alex Kennedy se encargó de explicarnos vía Twitter la gravedad de la lesión.

 

Mucho ojo a esto. Estos problemas de coágulos pueden pasar solo una vez, tomar medicinas y estar bien de por vida. Pero si pasa una segunda vez, puede ser muy grave. Una enfermedad como esta puede causar una embolia pulmonar, y debe ser tratada con cuidado. El caso de Chris Bosh viene inmediatamente a la cabeza, que se tuvo que retirar por problemas de ese estilo. Los Lakers no quieren prestarse a ningún riesgo, y se tomarán su tiempo para determinar el diagnóstico completo y el tiempo de recuperación del jugador.

Rajon Rondo

El veterano base llegó esta temporada desde los Pelicans vía agencia libre con las ilusiones de jugar con LeBron James y compañía. Pero apenas comenzó la acción, Rondo sufrió un golpe en su mano derecha a mediados de noviembre. Después, en un partido con los Portland Trail Blazers, Rondo sufrió la rotura de su mano derecha y, tras una operación, se confirmó su baja de cuatro a cinco semanas.

No solo se tardó un mes más en volver, sino que el 28 de diciembre se confirmó que tendría una nueva operación en la mano, y se ausentaría un mes más. De los 66 partidos de la temporada, Rondo apenas ha disputado 32. Menos de la mitad de partidos para alguien que ha sido importante cuando ha estado en pista para los angelinos.

JaVale McGee

Todos recordamos al JaVale de comienzo de temporada, ¿no? Un pívot que rompió todos los pronósticos, teniendo unos rendimientos de élite en la alineación titular y jugando muy bien a la par de LeBron. El ex-Warriors estaba demostrando por qué se fue de los campeones para buscar la titularidad y demostrar su calidad.

Sin embargo, en diciembre todo cambió. McGee fue diagnosticado con neumonía, y su temporada cambió drásticamente. Tras unos meses de pelea, McGee bajó considerablemente su nivel, y luego, a pesar de ya estar sano, nunca pudo recuperar su anterior versión. Una pena para un JaVale que estaba on fire al principio de la temporada. Veremos si los Lakers lo vuelven a buscar en la agencia libre, o si en cambio prefiere cambiar de horizontes.

Lonzo Ball

Quizá el caso más importante después del de LeBron. Lonzo siempre tuvo problemas de lesiones desde que entró en la NBA. En su primera temporada, apenas jugó 52 partidos. En su segunda se quedará en 47, ya que los Lakers lo descartaron para el resto de la campaña. Ya había sufrido una lesión en la rodilla durante toda la offseason, y tuvo problemas en los tobillos a lo largo de este curso.

Lo peor fue en enero. Cuando estaba jugando el mejor baloncesto de su corta carrera (y los Lakers estaban ganando), un esguince de grado 3 en el tobillo derecho lo marginó de las pistas. Ahora, con las expectativas para playoffs totalmente nulas, los Lakers le darán la oportunidad a Lonzo de curarse y tener finalmente una pretemporada para trabajar en su juego.



LeBron James

LeBron no es alguien que haya sufrido grandes lesiones durante su carrera. Sin embargo, este año fue la excepción. El ex de Cleveland sufría un dolor en la ingle en la noche navideña ante los Warriors en el Oracle Arena, dolencia que lo ha marginado unos meses de las pistas. En esos meses, los Lakers tuvieron un récord de 6-11 sin él. Para colmo, cuando volvió explotó todo el tema Anthony Davis, y la química también pegó fuerte en LA, perdiendo más y más partidos y alejándose de la postemporada.

Va a ser la primera vez que LeBron no esté en los playoffs tras 15 años. Los motivos pueden ser varios, pero la mala suerte con las lesiones ha sido un factor muy importante para que esto pasara. Veremos si el año próximo (quien sabe con que jugadores, con tantos rumores dando vueltas), los Lakers de LeBron no sufren los mismos problemas.

Argentino. NBA como estilo de vida.

Pincha para comentar

Más Conferencia Oeste