Conecta con DBasket

NBA

Highlights & Lowlights: Sorpresas a estas alturas

De las rachas de Phoenix o Memphis a la mala puntería de Walker o el bajón de los Pacers.

Devin Booker - Imagen de Christian Petersen (Getty Images).

La NBA es maravillosa. Cuando parece que un equipo ya ha decidido su destino para una temporada, de repente empiezan a pasar cosas diferentes, cosas que hacen que esta liga sea fantástica. Estas sorpresas protagonizas algunos de los Highlights & Lowlights de esta semana, en los que, como siempre, repasamos los mejor y lo peor que ha dado la asociación en los últimos siete días. ¡Al lío!



Highlight 1: Devin Booker

Creo que nadie tenía ninguna duda de que una de las sorpresas de las que hablaba eran los Phoenix Suns. Una franquicia que llegó a encadenar 17 derrotas consecutivas, que parecía condenada al abismo un año más (no nos equivoquemos, quedarán últimos en la Conferencia Oeste) y cuya mayor aspiración era una buena elección en el próximo draft ha empezado a ganar partidos. Porque sí. Porque, al fin y al cabo, tienen talento. Y tal vez quieren aprovechar la inercia que les ha dado esta buena racha para seguir adelante. Y,por supuesto, uno de los principales culpables de este buen momento no es otro que Devin Booker.

En los últimos nueve días, el único equipo capaz de vencer a los Suns han sido los Portland Trail Blazers. El resto de rivales han caído a manos de los de Igor Kokoškov. Y eso es incluso normal en equipos a la deriva como Los Angeles Lakers o los New York Knicks, dos de sus víctimas. Pero nos encantan las sorpresas. Y fueron sorpresas mayúsculas que los de Arizona vencieran a los Milwaukee Bucks en casa y a los Golden State Warriors en el Oracle Arena. El equipo con el mejor récord de la liga y el campeón de la NBA en tres de las últimas cuatro temporadas, respectivamente. Maravilloso.

Devin Booker ha liderado a los Phoenix Suns en la buena racha de resultados de los de Arizona.
Imagen de Kelley L. Cox (USA TODAY Sports).

En estos cinco encuentros, Booker promedia 29,6 puntos, 4,8 rebotes, 6,2 asistencias y 1,6 robos por partido con un 37’9% de acierto en triples y un 37/37 total en tiros libres. El escolta lleva nueve partidos consecutivos alcanzando los 20 puntos, lo que iguala la tercera mejor racha de su carrera (el récord son los 16 entre enero y febrero de 2017). Es el epicentro del juego de los Suns, que buscan constantemente a su estrella. Pero estas rachas ganadoras deben ser más habituales o, de lo contrario, puede que Booker se canse de perder y quiera salir. Esperamos que sea el último año en el pozo de un equipo que debe empezar a asomar la cabeza.

Highlight 2: Mike Conley – Jonas Valančiūnas

Y hablando de sorpresas, ¿qué me decís de los Memphis Grizzlies? Los de Tennessee se han puesto a ganar partidos ante equipos que se están jugando meterse en PlayOffs. En el FedEx Forum han superado el adiós de Marc Gasol y han encontrado a otra buena mitad para hacer pareja con Mike Conley: el lituano Jonas Valančiūnas. En los últimos cuatro partidos en los que ambos han jugado, el resultado no podría ser mejor: cuatro victorias. El base no jugó ante los Oklahoma City Thunder, que ha sido el único equipo capaz de imponerse a los de JB Bickerstaff en los últimos nueve días.



Los números hablan por sí solos. En estos cuatro partidos, 26,5 puntos, 3,3 rebotes, 6,3 asistencias y 1,0 robos por choque del base (con un 52,4% en triples y un career-high de 40 puntos incluido) y 19,0 tantos, 6,8 capturas, 2,3 pases de canasta y 1,3 tapones por encuentro para el pívot. Los Dallas Mavericks, que no se están jugando nada, fueron la primera víctima. No obstante, los otros tres rivales están peleando por los PlayOffs y todos ellos han sido doblegados por los Grizzlies en el FedEx Forum. Primero los Portland Trail Blazers, después los Utah Jazz y por último los Orlando Magic.

En los Memphis Grizzlies ha aparecido un nuevo dúo formado por Jonas Valančiūnas y Mike Conley.
Imagen de Brandon Dill (AP Photo).

El impacto de Valančiūnas y de Conley se acentúa si nos fijamos en los minutos decisivos. Desde el parón del All Star, el lituano es el octavo máximo anotador de la liga en el último cuarto empatado con un tal LeBron James con 8,4 puntos. Pero eso no es lo más impresionante. Lo mejor es que, en la misma clasificación, ¡Conley es el segundo mejor de la liga gracias a sus 9,6 puntos! En los dos últimos partidos, el base promedia 16,0 puntos en el cuarto período. Una locura. Se avecina reconstrucción en Memphis. Pero las reconstrucciones son mucho más bonitas si tenemos cosas como estas.

Highlight 3: Houston Rockets

Vale, esta no es ninguna de las sorpresas de las que hablaba. Los Houston Rockets son seguramente el equipo más en forma de la liga en estos momentos. No solamente por la racha de ocho triunfos consecutivos, la mejor actualmente en la NBA, sino por como los logran. Los de Mike D’Antoni vencen y convencen. Tienen muy claro a lo que juegan y cuáles son sus armas. Y su arsenal es ilimitado. Cuando James Harden no está entonado, aparece Chris Paul. Cuando los triples de Eric Gordon no entran, Clint Capela está atento al rebote. Están muy bien sincronizados y tienen jugadores como Austin Rivers o PJ Tucker que asumen su rol a la perfección.

Una racha que empieza con una victoria en el Oracle Arena frente a los Golden State Warriors tiene que ser algo bueno. Desde ese 23 de febrero, el equipo que ha estado más cerca de vencer a los de Texas han sido los Dallas Mavericks, que cayeron anoche por un punto de diferencia en el American Airlines Center. Los Rockets han tenido que jugar duros partidos en la Conferencia Este y han salido victoriosos, como los disputados contra los Boston Celtics o los Toronto Raptors.

Los Houston Rockets vencieron anoche por un punto de diferencia a los Dallas Mavericks.
Imagen de Jerome Miron (USA TODAY Sports).

Esta noche tienen un partido en casa contra los Charlotte Hornets y después recibirán en el Toyota Center a unos Warriors que seguro que llegarán con ganas de revancha y de cortar la racha ganadora que lleven los texanos, con permiso de las avispas. Lo cierto es que les espera un calendario duro a los de D’Antoni, con muchos partidos en pocos días. Solo tendrán dos días de descanso en una ocasión de aquí al término de la temporada regular y el de esta noche será el primero de los tres back to backs que tienen que jugar todavía. Veremos cómo responden ante tanta exigencia y si realmente son, como parece, candidatos a ganarlo todo.

Lowlight 1: Kemba Walker desde el triple

Es muy probable que los Charlotte Hornets protagonicen los duelos calientes de las últimas jornadas de la temporada regular. Los de North Carolina muy probablemente necesitarán luchar hasta el partido 82 para tratar de meterse en unas posiciones de PlayOffs que ahora mismo se encuentran a un partido de distancia. Los Hornets son décimos en la Conferencia Este y tanto ellos como los Orlando Magic están un partido por debajo de los Miami Heat. Si quieren disputar la post-temporada, los de James Borrego necesitarán la mejor versión de Kemba Walker y, desde luego, el base no la está ofreciendo estos últimos días.



Walker está en su último año de contrato y, a partir del 1 de julio, será libre de firmar con el equipo que quiera. Pero igual sus últimas actuaciones hacen que algunas directivas se lo piensen dos veces antes de ponerle un contrato máximo sobre la mesa, ya que el base está con la pólvora mojada cuando su equipo más le necesita. En los últimos cuatro duelos de Charlotte, el jugador de 28 años está lanzando triples con un mediocre 25,0% de acierto. Además, su equipo solo ha logrado un triunfo en estos cuatro encuentros y están desaprovechando oportunidades para abrir una pequeña brecha con los otros equipos que luchan por el mismo objetivo.

Kemba Walker está teniendo poco acierto desde la línea de tres puntos estos últimos días.
Imagen de Cary Edmondson (USA TODAY Sports).

La primera derrota fue en casa ante los Portland Trail Blazers, en la que Walker terminó con un 2/9 en triples. En el siguiente partido, firmó un 3/10 en la derrota como local a manos de los Miami Heat. Curiosamente, su peor partido fue el que los de Borrego lograron llevarse, cuando vencieron en casa a los Washington Wizards con un 1/9 desde la larga distancia para el base. Por último, mejoró ligeramente al lograr un 3/8, pero las avispas cayeron en el Fiserv Forum ante los Milwaukee Bucks. Sin duda, debe mejorar en ese aspecto si quiere lograr el objetivo del equipo de meterse en PlayOffs y también para tener más posibilidades donde elegir una vez sea agente libre sin restricciones en verano… aunque tal vez ya esté pensando en eso.

Lowlight 2: Indiana Pacers

Vaya por delante que los Indiana Pacers están haciendo una campaña absolutamente fabulosa. Han logrado mantener el nivel del año pasado, cuando fueron una de las sorpresas de la liga y se han mantenido entre los mejores de la Conferencia Este. Pero la lesión de Victor Oladipo puede terminar pesando demasiado y parece que los de Nate McMillan cada vez echan más de menos a su estrella, sobre todo ante equipos que están jugándose cosas en este tramo final de curso. Los últimos cinco partidos de los Pacers reflejan esto perfectamente.

En estos cinco choques, Indiana acumula un balance de dos victorias y tres derrotas. Los triunfos llegaron contra los Minnesota Timberwolves y frente a los Chicago Bulls. Son dos equipos que, a estas alturas, ya no se juegan nada. Incluso, en el caso de los de Jim Boylen, prefieren perder partidos para tener más probabilidades de obtener una buena elección en el próximo draft. Las derrotas, en cambio, fueron ante los Orlando Magic, que están luchando por meterse en PlayOffs; contra los Milwaukee Bucks, que quieren seguir líderes de la NBA, y frente a los Philadelphia 76ers, que les adelantaron en la clasificación después del partido.

Los Indiana Pacers cayeron ante los Philadelphia 76ers y perdieron la tercera posición de la Conferencia Este.
Imagen de Eric Hartline (USA TODAY Sports).

Precisamente el tropiezo ante los Sixers puede ser muy doloroso. Los Pacers son ahora mismo cuartos en la Conferencia Este y, si la temporada regular terminara hoy, tendrían que enfrentarse en primera ronda de PlayOffs ni más ni menos que a los Boston Celtics. Todo un hueso para empezar y muchas papeletas para irse a casa. Siendo terceros, en cambio, se verían las caras con los Detroit Pistons, que, pese a estar en racha, son un rival mucho más asequible. Los de McMillan están haciendo un buen año, pero quizás eso no bastará y tendrán que subir una marcha más para evitar enfrentamientos desagradables cuando la post-temporada dé comienzo.



Lowlight 3: Washington Wizards

Creo que, tras esta semana, podemos decir que se confirma definitivamente una de las mayores decepciones de la temporada. Los Washington Wizards apostaron fuerte en verano, pero ni han sabido gestionar un vestuario explosivo ni han sabido moverse en el mercado para buscar soluciones. Las dos últimas derrotas cosechadas por los de Scott Brooks hacer perder virtualmente el tren a los PlayOffs que podría haber maquillado ligeramente la desastrosa temporada de los capitalinos.

Matemáticamente todavía tienen opciones de alcanzar la post-temporada, por supuesto. Y dar por muerto a un equipo que cuenta con Bradley Beal quizás es demasiado precipitado. Pero han tenido muchas oportunidades y las han desaprovechado todas. Esta semana empezó bien, con dos victorias seguidas, primero ante los Minnesota Timberwolves y luego frente a los Dallas Mavericks. Pero todo se torció en un back to back en el que cayeron de forma consecutiva frente a los Charlotte Hornets primero y contra los Wolves después en el segundo enfrentamiento entre ambos equipos en pocos días.

Los Washington Wizards cayeron en el segundo partido de un back to back contra los Minnesota Timberwolves.
Imagen de Jesse Johnson (USA TODAY Sports).

A los Wizards todavía les quedan tres back to backs esta temporada regular. Tienen que darlo todo en esos choques, que se presentan muy complicados. Si les queda una ínfima opción de alcanzar la octava plaza, sin duda esta pasa por los próximos cinco partidos, en los que el Capital One Arena será el escenario. Desde el aficionado más lejano hasta el hombre con balón deben, por una vez, remar todos en la misma dirección y dejar los egos a un lado si tienen intención de seguir jugando a baloncesto una vez terminen los 82 partidos de temporada regular.

Pincha para comentar

Más Charlotte Hornets