Conecta con DBasket

NBA

Milwaukee sufrió pero ganó a domicilio en New Orleans

Una victoria más trabajada de lo que dice el resultado mantiene a los Milwaukee Bucks como líderes del Este.

Fuente: Sky Sports

El partido inició con New Orleans Pelicans apostando al contragolpe, atacando desde el eje con Julius Randle, que aprovechó la ventaja de velocidad que tenía ante la marca de Brook Lopez y metió seis puntos en los primeros tres minutos del primer cuarto. Milwaukee Bucks entró un tanto más relajado y ni Giannis Antetokounmpo ni Kris Middleton pudieron crear ofensiva para sus compañeros. No obstante, un buen ingreso de la segunda unidad de los de Wisconsin, comandada por Tony Snell y Nikola Mirotic, mantuvo la paridad en el tablero electrónico (23-23).

En el segundo cuarto fue New Orleans quien volvió a tomar la iniciativa, esta vez apoyándose en los aclarados de Darius Miller y Frank Jackson que con tiros de tres (el primero) y penetraciones (el segundo) ofrecieron variantes que los de Mike Budenholzer no sabían como frenar. Milwaukee, por su parte, seguía buscando alternativas en la segunda unidad y mantuvo a Snell, Mirotic y Donte DiVincenzo por un largo lapso de tiempo. En el final del periodo, un buen pasaje de Middleton permitió a los visitantes alejarse y sacar sus primeras diferencias en el marcador (56-48).

En el inicio del tercer reglamentario New Orleans comenzó a quebrarse, cometiendo errores groseros en defensa, especialmente en los cambios de marca tras picks and rolls y en las rotaciones después de realizar doblajes. Milwaukee, por su lado, aprovechó las equivocaciones con Giannis asistiendo y con Middleton convirtiendo dentro y fuera de la llave en base a las ventajas y los espacios que generaba atrás el equipo local (101-89).

Cuanto todo parecía decantarse a favor de los de Budenholzer, New Orleans demostró que todavía no estaba vencido y volvió a atacar de forma agresiva con Elfryd Payton, quien consiguió que sus compañeros vuelvan a involucrarse y se coloquen en jaque con nueve minutos por jugar en el último cuarto (105-98). Además, endurecieron de nuevo su defensa y consiguieron que los Bucks anotaran sólo cuatro puntos en los primeros tres minutos. Tras ello, Milwaukee entendió que no podía relajarse, volvió a defender aguerridamente y corrió en transición con sus múltiples armas para volver a sacar una diferencia sustancial. Con dos minutos restantes, ambos equipos entendieron que el partido estaba liquidado y colocaron a sus suplentes, otorgando un nuevo triunfo a los de Wisconsin, que se reafirman en lo más alto de la Conferencia Este.

Estudiante de comunicación social. Enfermo del básquet y especialista en NBA. Si hay foul que queden marcas. No te tomes la vida demasiado en serio, total no saldrás vivo de ella.

Pincha para comentar

Más Conferencia Este