Conecta con DBasket

NBA

Rockets 104 - 106 Warriors

Los Warriors acaban con la racha ganadora de Houston

Un gran partido de los ‘Splash Brothers’ sirve para que Golden State venza a unos Rockets que estaban en racha.

Stephen Curry y James Harden - Imagen de Bill Baptist (NBAE vía Getty Images).

Tras haber conseguido nueve victorias consecutivas, los Houston Rockets recibieron a los Golden State Warriors. Los de Oakland habían sido derrotados por el peor equipo de la liga, los Phoenix Suns, en su último encuentro.  Podríamos decir que fue el partido más esperado de la jornada debido a que se enfrentaron dos potencias de la Conferencia Oeste.

Asimismo, cabe aclarar que los Warriors no contaron con Kevin Durant debido a una lesión en su tobillo. En consecuencia, Andre Iguadala tuvo que reemplazarlo en la alineación titular. Por el lado de Houston, el cuerpo técnico de sacó de la lista de convocados al pívot brasileño, Nenê Hilario, para darle un descanso.

Harden y Paul no fueron suficientes

En los primeros minutos del duelo, los dirigidos por Steve Kerr realizaron una muy buena tarea defensiva sobre los jugadores exteriores de los Rockets y fueron muy efectivos en el costado ofensivo. Además, los locales no pudieron parar a Stephen Curry, que anotó 13 puntos. Finalmente, los Warriors se llevaron el primer cuarto por diez tantos.

Sin Curry en cancha, Golden State se despistó en ataque, perdiendo algunos balones y tomando tiros incómodos. Pero, por suerte para los visitantes, los de Mike D’Antoni no pudieron aprovechar la mala racha de sus rivales. Ya con Steph en cancha, los visitantes recuperaron su nivel de juego y se despegaron en el marcador. Sin embargo, a falta de tres minutos para el descanso, Chris Paul (24-6-3) y James Harden (29-3-10 y 3 robos) sacaron la cara por su equipo, anotando y alimentando a sus compañeros en la zona. Los visitantes redujeron la desventaja, y se fueron al entretiempo dos puntos abajo (54-52).

En el comienzo de la segunda mitad, PJ Tucker y Eric Gordon encestaron dos triples consecutivos que le dieron la ventaja a los de Texas. Rápidamente, Klay Thompson reaccionó y anotó siete puntos en los tres primeros minutos del tercer asalto. Desde ese instante, Curry y DeMarcus Cousins se encendieron y encabezaron el ataque de su equipo, por lo que los visitantes sacaron una diferencia de siete puntos al finalizar el período.

Klay Thompson estuvo muy acertado en el comienzo del tercer cuarto.
Imagen de David J. Phillip (AP).

Golden State continuó defendiendo muy bien a los tiradores de Houston y, en ataque, Cousins aniquiló a sus rivales en poste. Pero, en los últimos cuatro minutos, a los de California se les cerró el aro y no pudieron liquidar el duelo. Tras varios ataques exitosos, los Rockets se pusieron a un punto a falta de diez segundos.

Curry lo sentencia desde el tiro libre

Como era de esperar, cortaron con falta a Curry, que anotó ambos tiros libres para extender la ventaja a tres tantos. Al instante, D’Antoni pidió un minuto para diseñar una jugada que empatara el partido. Pese a ello, Iguodala cometió una falta intencional sobre la Barba, impidiendo que tomara tiro de tres puntos. Obviamente, tuvo que errar su segundo tiro libre para poder recuperar la posesión, pero el rebote fue largo y quedó en manos de Iggy. Finalmente, los Warriors se llevaron el encuentro en el Toyota Center por un marcador final de 104 a 106.

Sin Durant, el equipo de La Bahía se lleva al bolsillo una victoria muy importante ante un equipo que venía pisándoles los talones en la tabla de la Conferencia Oeste. Cabe destacar la gran actuación de los Splash Brothers, Curry y Thompson, que anotaron 54 puntos entre ambos. Asimismo, Cousins tuvo una de sus mejores actuaciones en lo que va de temporada, aportando 27 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias.

Pincha para comentar

Más Conferencia Oeste