Conecta con DBasket

Liga Endesa

Los canarios ganaron al Unicaja en un encuentro que destacó por la vuelta de Pedro Martínez y la lesión de Boatright.

Herbalife Gran Canaria se fortalece con la llegada de Pedro Martínez

Debut y victoria de Pedro Martínez al mando de los grancanarios. Unicaja sigue en caída libre.

Unicaja Malaga Gran Canaria
Fuente: ACB Photo / M. Henriquez

Herbalife Gran Canaria recibía a Unicaja de Málaga en el primer partido de ACB de los locales con Pedro Martinez como nuevo entrenador. El equipo, que no se encontraba en sus mejores condiciones esta temporada, necesitaba una victoria para poder respirar y escapar de la zona baja de la clasificación. Por su parte, el Unicaja de Málaga llegaba a Gran Canaria tras ser eliminados de la Eurocup el pasado jueves.

>>Estadísticas completas



Ambos equipos necesitaban una victoria que les levantara el ánimo y les aportase tranquilidad, y esta necesidad se hizo notar. Los malagueños fueron los primeros en anotar y tres triples seguidos de Kyle Wiltjer empezaban a poner nervioso al público del Gran Canaria Arena. Sin embargo, los canariones fueron capaces de remontar gracias a una dura defensa y un movimiento constante de banquillo para mantener la intensidad del partido.

Ambos equipos mostraban un juego completamente ofensivo, por lo que se encontraron muy igualados durante todo el primer cuarto, terminando Gran Canaria con ventaja tras un triple de Tillie (22-19).

En el segundo cuarto, los de Luis Casimiro se encontraban perdidos ante una dura y extraordinaria defensa del Gran Canaria, ventaja que aprovechó el equipo de Pedro Martínez para conseguir imponer una diferencia favorable de 13 puntos con un muy acertado Marcus Eriksson liderando en ataque. Al final del segundo cuarto -en la última posesión-, a la desconexión malagueña se le suma la lesión de Ryan Boatright, que se marchó de la cancha con una leve cojera (49-36).

A la vuelta del vestuario, la dinámica de ambos equipos se mantuvo igual, el Unicaja conseguía remontar y reducir la diferencia y a continuación mostraban desconexiones, fallos y pérdidas de balón que provocaban que los locales volvieran a ampliar su ventaja.

Unos momentos de dudas de los locales y un problema con las faltas fueron suficiente para que el Unicaja completase un parcial 0-10 que les dejaba a tan solo tres puntos de sus contrincantes.

Gran Canaria no dio casi opciones

Tras un tiempo muerto de Pedro Martínez, los locales volvieron al partido y consiguieron, nuevamente, ampliar la ventaja para terminar el cuarto con 10 puntos de diferencia.

En los últimos diez minutos los malagueños veían como todos sus intentos de remontada eran extinguidos por un espectacular Eriksson, que acabó el encuentro con 26 puntos.

A pesar de ello, Unicaja continuaba luchando por la victoria y conseguían ponerse a ocho puntos a algo menos de dos minutos para finalizar el encuentro. Sin embargo, no pudieron hacerle frente a unos locales dispuestos a todo para conseguir la victoria, y que se acabaron imponiendo por un resultado final de 85 a 76.



Pincha para comentar

Más FIBA