Conecta con DBasket

NBA

Los Warriors destruyen a los Thunder en OKC

Paliza de Golden State en el Cheseapeake Arena, con una muy floja actuación del equipo local.

Fuente: NBAE

Sábado por la noche y se venía un partido muy interesante en el Chesapeake Energy Arena. Ante la ausencia de Kevin Durant (lesión en el tobillo), los Oklahoma City Thunder recibían a los Golden State Warriors con la ilusión de llevarse un triunfo en casa. Era una buena ocasión para mostrar que son uno de los equipos a batir de cara a los playoffs.

>>Estadísticas completas

Quintetos iniciales

Warriors: S. Curry | K. Thompson | A. Iguodala | D. Green | D. Cousins

Thunder: R. Westbrook | T. Ferguson | P. George | J. Grant | S. Adams

Dominando desde los vestuarios

Apenas comenzó el partido, los Warriors quisieron dejar en claro por qué son los favoritos a ganarlo todo aunque no tengan a Durant en pista. Básicamente la respuesta sería porque tienen cuatro All-Stars más como titulares, ¿no? Entre Curry, Thompson y Cousins se encargaron de liquidar a OKC desde el primer momento del partido, encestando 7-11 en triples y metiendo 40 puntos en el primer período. ¿Dónde está esa gente que decía que los Warriors se estaban cayendo? Ese parecía ser el mensaje.

Hay poco más para repasar del partido. Salvo el tercer cuarto, que OKC ganó el parcial por dos puntos, los californianos ganaron todos los parciales, sin perder el control del marcador y evitando cualquier tipo de racha de puntos consecutiva por parte de los locales. Los Warriors dieron una absoluta clínica de baloncesto, siendo letales en ataque y rígidos en defensa. Klay Thompson fue el que lideró al equipo del lado defensivo, siendo una de las razones principales del paupérrimo desempeño de Russell Westbrook, que tuvo uno de los peores partidos de su carrera. Stephen Curry terminó con 33 puntos siendo el máximo anotador, intratable del lado ofensivo para ayudar a los Warriors a sumar un nuevo e importante triunfo.

Un desastre en todos los aspectos

Lo principal que podemos mencionar acerca del partido es lo mal que jugaron los Oklahoma City Thunder. Fue algo increíble, teniendo en cuenta la calidad de su plantilla y su desempeño en esta temporada. Unas jugadas totalmente insólitas en ataque, sin creación de juego ni juego asociado. En defensa, se recuperaron luego del golpe del primer cuarto pero no alcanzaron para compensar la paupérrima performance ofensiva. Paul George, el comandante en ese rubro, anotó 29 puntos (y agarró 13 rebotes), pero le costó 25 tiros hacerlo en solo nueve aciertos.

Párrafo aparte para Russell Westbrook, que tuvo un día totalmente negro. El base terminó con solo siete puntos, acertando un malísimo 2/16 en tiros de campo y ningún triple en siete intentos. Tuvo momentos en la segunda parte donde se puso el guante de asistente y comenzó a repartir pases (terminando con nueve asistencias), pero ya era demasiado tarde. El partido de Westbrook fue calamitoso. Para colmo, cometió su falta técnica número 16 luego de empujar a Thompson, lo que significa que será baja el próximo partido por suspensión. La regla indica que después de las quince técnicas, cada vez que el jugador reciba otra falta de ese estilo, tendrá que ausentarse un partido. Noticias nada buenas para los Thunder.

Pocas luces en la oscuridad de los dirigidos por Billy Donovan. Si Westbrook va a jugar así durante los playoffs, pueden irse despidiendo de todos sus sueños. La creación de jugadas en ataque dejó mucho que desear. El entrenador tendrá que trabajar duro en los próximos partidos si quiere calentar motores de cara al mes de abril.

Argentino. NBA como estilo de vida.

Pincha para comentar

Más Conferencia Oeste