Conecta con DBasket

NBA

Ni los Nets ni la gripe frenan a Gobert

Los Jazz amarraron la victoria cuando recrudecieron la defensa exterior.

Rudy Gobert tapona a Spencer Dinwiddie
Fuente: USA Today

Rudy Gobert dio un auténtico espectáculo de dominación de la zona en la victoria de los Utah Jazz frente a los Brooklyn Nets. El pívot saltó a la cancha afectado por la gripe, de hecho tras el partido lo primero que hizo fue vomitar, pero aún así rindió a un nivel altísimo y firmó su doble-doble número 55 de la temporada: 23 puntos y 17 rebotes, además de tres tapones.

>>Estadísticas completas



Quintetos iniciales

UTA R. Rubio D. Mitchell J. Ingles D. Favors R. Gobert
BKN D. Russell C. LeVert J. Harris R. Kurucs J. Allen

El estratega Quin Snyder

Mal empezaba el partido de los Nets: Joe Harris, reciente campeón del concurso de triples, lanzaba desde más allá del arco en la primera jugada del partido… y ni rozaba el aro. Sin embargo, se repusieron rápido y empezaron a ametrallar a los Jazz a base de tiros de tres. Desde Harris hasta Rodion Kurucs, todos salvo Jarrett Allen (que se fue con un 0/1 en tiros de campo por primera vez esta temporada) probaban y metían.

Entre tanto, los locales aguantaban y hacían su juego. Ricky Rubio, de vuelta tras sus lesiones, movía muy bien la bola (12-6-6 y +16 con él en pista, el +/- más alto del choque). Donovan Mitchell devolvía los triples al rival y Gobert empezaba a funcionar La tríada, en buena forma, es una barbaridad. Pero aún así, anotar de tres te da más puntos, así que los Nets iban por delante.

Tras el 11-19 (triple de Kurucs a pase de Spencer Dinwiddie), Snyder dio la orden definitiva: defended el perímetro como si no hubiera otra cosa. Y la guerra se inclinó. Una línea defensiva extraordinaria se estableció en el borde exterior de la zona de los Jazz y sus rivales se vieron casi indefensos: parcial de 29-4 (17-2 antes del final del primer cuarto y 12-2 al arrancar el segundo) y los locales se dispararon. No volvieron a ir por detrás en todo el choque.

Los Tres Amigos: Rubio, Mitchell y Gobert

Con estos tres en forma, ojo con los Jazz. Están recuperando sensaciones y anoche se dieron un festín. El escolta se fue a los 24 puntos, sumando otros seis rebotes y cuatro asistencias. Cuando Rubio vuelva a estar al cien por cien y juegue sin miedo a las lesiones no puede haber mejor timonel para este barco. Y Gobert, el infalible Rudy Gobert (no se ha perdido un solo partido este año), sigue siendo el mayor bastión defensivo de la NBA. Es un hecho.

Entre los tres, apoyándose también en un sólido partido de Derrick Favors (13-12 y tres tapones) liquidaron a unos Nets en los que solo Dinwiddie y D’Angelo Russell daban la cara gracias a su habilidad en muchos factores. Los demás, se vieron suprimidos. La dificultad para sumar de tres y la falta de recursos de un plantel aún joven y con mucho tiempo para mejorar lastraron a los neoyorquinos ante un rival que está más que rodado y que juega de memoria. Y la química que ya existe entre Los Tres Amigos es más que evidente: en su mejor estado de forma es, como poco, determinante.

Tercera victoria consecutiva de unos Jazz que se mantienen firmes en plazas de playoffs y escalan de hecho a la séptima posición. Por su parte, los Nets suman la segunda derrota seguida en una gira de seis partidos por el Oeste que les llevará también a Los Angeles (dos veces), Sacramento y Portland.

Pincha para comentar

Más Brooklyn Nets