Conecta con DBasket

Oklahoma City Thunder

Oklahoma City Thunder: a recuperar su mejor versión

Los Oklahoma City Thunder han vivido una temporada de altibajos que toca analizar.

Fuente: NBA.com

Turno de los Thunder en nuestros análisis de una temporada regular ya finiquitada. El conjunto dirigido por Billy Donovan ha mostrado su mejor y su peor versión durante estos 82 partidos, por lo que la pregunta que todo el mundo se hace es: ¿cuál de ellas veremos en estos playoffs? El hecho de emparejarse en primera ronda contra unos mermados Blazers y la remontada ante Houston de hace un par de madrugadas convierten en muy favorito a un equipo del que se esperaba más durante este curso.



A destacar

Estos Thunder van a ser recibidos en playoffs como un rival de nivel medio debido a su récord post-All-Star en el que han firmado un 12-13, maquillado por una racha final de cinco victorias seguidas. Pese a ello, antes de este parón el balance del equipo era de 37-20, con el cual se situaban terceros con cinco partidos de ventaja sobre el cuarto y a dos partidos de los Nuggets. En ese mes de febrero, el equipo firmó a Markieff Morris y cortó a Álex Abrines después de no tocar nada durante el periodo de traspasos. Este fichaje condicionó la rotación, pues Patterson quedó apartado ocupando el mismo Morris su lugar. El buyout del escolta español no fue muy relevante, pues estuvo mucho tiempo inactivo por problemas personales. Esto permitió ofrecer a Deonte Burton un contrato formal como jugador del primer equipo a todos los efectos, ocupando su contrato two way Jawun Evans, con el que terminaba este efecto dominó.

Pese a haber sido un equipo muy unido dentro del vestuario, las lesiones han lastrado a los Thunder desde el AllStar. Las molestias en el hombro izquierdo de Paul George le han hecho perderse varios partidos. Además, el de California parece no estar recuperado en su plenitud aún. El neozelandés Steven Adams ha acusado también la falta de confianza de Donovan en Nerlens Noel, lo que le ha obligado a jugar muchos más minutos de los necesarios, bajando su nivel de forma notoria desde el All-Star.

¿Cómo juegan estos Thunder?

Pese a que los números han bajado desde el fatídico parón del partido de las estrellas, los de Donovan han destacado durante toda la temporada por imponer un ritmo de juego alto a base de robar balones y jugar al contraataque. Son los cuartos de la liga en defensive rating, concediendo 106,4 puntos por encuentro. Además son el mejor equipo en deflections y el segundo en rebotes, a tan solo 0,1 del líder (Milwaukee Bucks). Pese a sonar cuanto menos convincente, hasta el 15 de febrero el equipo era la mejor defensa de la liga, por lo que tampoco mejoraron en ese aspecto. Los de Oklahoma son el equipo que más pérdidas por cada posesión provoca y el que más balones roba en general, con nueve por partido. Para avanzar en la postemporada tendrán que hacer valer esa defensa que les hizo posicionarse entre los mejores de la liga al inicio.



Aún teniendo una defensa que aterroriza, el ataque de los Thunder deja mucho que desear. El equipo se encuentra entre los 10 peores en porcentaje desde la línea de tres puntos, promediando un 34,8%. Su offensive rating supera por poco los 109 puntos por partido por cada 100 posesiones. Pese a esto, su alto ritmo ofensivo les hace jugar más de 100 posesiones por encuentro y poder alcanzar los 114 esta temporada. Durante estos 82 partidos han dependido mucho de lo que pueda crear Russell Westbrook en estático, pues también sufren a la hora de asistir y mover la pelota. El base reparte 10,7 de las 23,4 asistencias de su equipo por partido, por lo que a la hora de jugar en cinco contra cinco se puede hablar de westbrookdependencia en el conjunto de la ciudad de los huracanes. Y por si fueran pocos problemas, Paul George ha bajado notablemente sus porcentajes desde el triple desde el mes de marzo, lo que ha obligado a OKC a aumentar sus intentos por encuentro. La aportación de Steven Adams, sobre todo ante unos Blazers sin Nurkic, debe ser clave para no sufrir más de la cuenta en esta primera ronda.

Resultado de imagen de oklahoma city thunder

Fuente: NBA.com

Jugador por jugador

Russell Westbrook: El que fuera MVP de la temporada 2016-17 ha hecho oídos sordos a las críticas acerca de su nivel previo al All-Star y ha ido a contracorriente del equipo, mejorando desde aquel parón. El base ha vuelto a promediar un triple-doble y ha sido líder de asistencias de la liga. Por sus manos pasan muchas de las opciones de Oklahoma tanto en esta eliminatoria como en unas teóricas semifinales. Su esfuerzo defensivo durante toda la temporada ha sido clave para aumentar sus balones robados a más de dos por encuentro, lo que le permite jugar más veces en carrera, donde es totalmente imparable.

Terrance Ferguson: Otro jugador que ha sabido sobreponerse a las críticas recibidas tras su pésimo arranque. El sophomore ha compensado su falta de físico con garra y pundonor en todos sus minutos en pista. Esto lo ha convertido en uno de los mejores defensores exteriores de la liga. Ofensivamente, ha mejorado sus porcentajes de tiro exterior alcanzando un más que notable 36,6%, que la da a su equipo más bazas ofensivamente que con Roberson en la posición de escolta.



Paul George: Excelso. El alero está en el mejor momento de su carrera. Prueba de esto es que ha logrado sus career highs en puntos, rebotes y asistencias. Tercer máximo triplista y segundo en puntos por encuentro, además de ser un auténtico perro de presa atrás. Sus molestias en el hombro lo descolgaron de la pelea por el MVP, en la cual no debería bajar del top 3.

Jerami Grant: Una de las sorpresas de la temporada, en toda la liga. A su capacidad atlética ha conseguido sumar un tiro exterior cuanto menos decente, que roza el 40%. Un lujo tenerlo defensivamente, pues es perfecto para cambiar en cualquier tipo de bloqueo. Grandísimo jugador cerca del aro en ambos lados de la cancha. Obviando a D’Angelo Russell y Pascal Siakam, que han jugado a otro nivel, sería un firme candidato a Jugador Más Mejorado.

Steven Adams: Una de cal y otra de arena para el kiwi. El pívot estaba a un nivel digno de All-Star hasta la llegada del mismo, promediando un doble-doble. Pero la falta de descanso y molestias en la espalda le han lastrado durante el tramo final, lo que ha afectado mucho a su equipo que ha perdido mucha presencia interior.  Que vuelva a su nivel es importante, especialmente ante unos Blazers que van a acusar la ausencia de Nurkic, puesto que su sustituto es un Enes Kanter que no destaca por ser un gran defensor.

Dennis Schröder: Temporada muy irregular del alemán. Ha sufrido para entenderse con Westbrook, lo que le ha costado ser relegado al banquillo en los momentos clutch. Pese a ello, su aportación desde la segunda unidad ha resultado vital en unos Thunder que carecen de un banquillo de nivel (su quinteto inicial es el más usado de toda la liga). Ha compensado sus problemas en el tiro exterior con muchos puntos desde media distancia y en penetración. Otro de los factores clave de estos Thunder en playoffs.

Raymond Felton/Abdel Nader: Ambos se han alternado como quinto exterior en la rotación durante este tramo. Felton ha aportado experiencia y tiro exterior en todos sus minutos en cancha, pese a no estar al nivel del año pasado. Por su parte, el egipcio ha sorprendido a mucha gente gracias a su capacidad física. Su ayuda en el rebote y en defensa ha sido clave en muchos partidos. Su nivel ofensivo no alcanza para una serie de playoffs.

Markieff Morris: Se le ha notado falto de rodaje a causa de la lesión sufrida en Washington. Lento en defensa y con unos porcentajes exteriores que dejan que desear. A más en los últimos diez partidos, pero no se espera su mejor versión durante esta temporada.

Nerlens Noel: Pese a no contar con la plena confianza de Donovan, en sus minutos en pista aporta mucha capacidad atlética e intimidación, siendo el polo opuesto de Adams. Deberá coger galones en las eliminatorias debido al mal momento de forma (especialmente en cuanto a físico) del neozelandés.

Resultado de imagen de oklahoma city thunder vs blazers

Fuente: Blazer,s Edge

Objetivos para playoffs

A expensas de ver cómo están físicamente jugadores como Paul George o Steven Adams, la plantilla de los Thunder está hecha para competir al máximo nivel. La posición final de regular season parece indicar lo contrario, pero este equipo ha demostrado que se crece en los momentos importantes y que tiene calidad de sobra para alcanzar la final de conferencia, ronda que debería ser el objetivo principal.



La victoria ante Houston en casa y las dos victorias de Portland hacen que ambos equipos se enfrenten y, por si fuera poco, eviten tanto a Rockets como a Warriors hasta la final. La falta de plantilla de San Antonio, la poca experiencia de unos Nuggets, a los que no han ganado en toda la temporada o la lesión de Nurkic en Portland, convierten a OKC en el máximo favorito para alcanzar la final por este lado del cuadro.

Pincha para comentar

Más Conferencia Oeste