Conecta con DBasket

NBA

Los Nets toman Philadelphia por la fuerza

Los Nets sorprendieron a unos perdidos Sixers gracias a un Russell descomunal en el segundo tiempo.

Fuente: Jesse D. Garrabrant/NBAE

Arrancaban los Playoffs con el duelo entre el tercer y el sexto clasificado de la Conferencia Este, los Philadelphia 76ers y los Brooklyn Nets. La principal duda para este primer partido era la presencia de Joel Embiid, aquejado de molestias en la rodilla. Finalmente, el pívot fue de la partida para alegría de su afición. Pero iba a ser la única que se llevasen en la (allí) mañana.

>>Estadísticas completas



Quintetos

  • Sixers: Simmons I Redick I Butler I Harris I Embiid
  • Nets: Russell I Harris I Carroll I Kurucks I Allen

Los Nets toman rápido la delantera

La alegría que la afición local sintió por la presencia de Embiid tuvo continuidad en los primeros minutos, en los que el camerunés viajó hasta en seis ocasiones a la línea de personal, cargando de faltas a un Jarrett Allen que apenas pudo tener influencia en el partido. Pero más allá de estas buenas sensaciones iniciales para los de Philadelphia el partido fue de los Nets en todo momento.

En lo que Russell se iba entonando, fueron Joe Harris y DeMarre Carroll quienes empezaron a perforar el aro rival. Kenny Atkinson apostó muy pronto por un cinco de muy baja estatura, con Dudley como pívot nominal, consiguiendo abrir la defensa rival y encontrar triples liberados y autopistas hacia la canasta.

Demasiado para unos Sixers que veían a Embiid renqueante y de pronto no encontraron qué hacer cuando tenían el balón. Los de Brooklyn enlazaron un parcial de 18-1 entre el final del primer periodo y el inicio del segundo. Jimmy Butler tomó el mando, anotando 18 puntos en el segundo acto, incluido un triple sobre la bocina que dejaba el marcador al descanso en 54-62.

Russell aparece para cerrar la victoria

Los primeros minutos de la segunda parte vieron a los mejores Sixers, que llegaron a ponerse a dos puntos de distancia. Fue entonces cuando apareció D’Angelo Russell. Tres canastas seguidas suyas volvían a poner tierra de por medio en el marcador. Los Nets se aprovecharon de una mayor claridad de ideas y de un número mayor de jugadores aportando. Ed Davis derrochaba energía en rebotes ofensivos y puntos en segundas oportunidades, Dinwiddie y LeVert aportaban puntos, y Dudley hacía una exhibición de intangibles aguantando el tipo como teórico cinco.

El último cuarto fue un tormento para los Sixers, que vieron confirmados sus peores temores. Pese a que la distancia era salvable al inicio de los últimos doce minutos, las sensaciones no podían ser peores. Simmons, Redick y Harris estaban perdidos, Embiid claramente limitado por su rodilla y Butler no podía solo. Los pitos empezaron a aparecer en un Wells Fargo Center que tuvo que soportar un último cuarto lleno de errores fruto de la precipitación y fallos en el tiro libre de Simmons.

D’Angelo Russell acabó con 26 puntos y 4 asistencias, liderando a seis nets en dobles dígitos. LeVert fue su escudero con 23 puntos, mientras que Ed Davis fue decisivo gracias a su energía y trabajo constante bajo los tableros, acabando con 12 puntos, 16 rebotes y un +/- de + 25 en apenas 25 minutos sobre la pista (y eso que tuvo que marcharse al vestuario al final del tercer cuarto por un mal apoyo en una caída).

En los Sixers, Butler lideró la anotación con 36 puntos, aunque estuvo demasiado solo y no pudo mantener el ritmo salvaje del segundo cuarto en la mitad final. Embiid sumó un doble doble 22 puntos y 15 rebotes, a los que añadió 5 tapones. Pero más allá de los números se mostró visiblemente limitado por la rodilla. Simmons, Harris y Redick se combinaron para un total de 18 puntos en una serie de 8/23 en el tiro.



Las cámaras sorprendiendo a Amir Johnson y Joel Embiid mirando un móvil en el banquillo pusieron la guinda a tan lamentable espectáculo. Los Nets llegaron a Philadelphia como un equipo aspirante y se marcharon dando toda una lección de baloncesto en equipo, ejecución y buen plan de partido. Las series de Playoffs son largas pero los de Brooklyn ya han dado el primer golpe sobre la mesa. Y ha sido contundente. Ambos equipos volverán a jugar la madrugada del lunes al martes a las dos en punto, hora española.

Pincha para comentar

Más Brooklyn Nets