Conecta con DBasket

NBA

Damian Lillard fue el asesino perfecto de un deslucido Oklahoma

Un buen segundo tiempo de los Blazers bastó para batir a unos Thunder muy fallones desde el triple.

Blazers Thunder
Fuente: NJ.com

Con mucha expectativa, sonrisas por doquier y muchos vasos de cerveza empezó el enfrentamiento de Portland Trail Blazers y Oklahoma City Thunder. Como en el partido anterior, el inicio fue palo a palo, golpe a golpe, con los locales apoyándose en un sensacional CJ McCollum, quien anotó 11 puntos en los primeros cinco minutos. Por parte de los visitantes, Paul George y Steven Adams se encargaron de mantener la paridad mediante ataques basados en el pick and roll. En el final del cuarto, el ingreso del tridente sustituto de Dennis Schroder, Markieff Morris y Nerlens Noel permitió a los de Billy Donovan sacar una luz en el tablero electrónico e irse al frente con tres periodos restantes (31-26).



Con triples y penetraciones, Damian Lillard castigó asiduamente los cambios defensivos en los bloqueos y anotó 12 puntos que hicieron delirar a todos los asistentes presentes en el Moda Center en el amanecer del segundo cuarto. Mientras tanto, los de Oklahoma no daban pie con bola atrás y, a pesar de sus eficientes ataques, los constantes emparejamientos desfavorables entre exteriores rivales y sus pívots (Adams y Noel principalmente) fue suficiente para que los de Oregon se acercasen en el marcador, manteniendo la paridad al término del primer tiempo (54-54).

Dominio de Portland en la segunda parte

El tercer cuarto fue de Portland, que se valió del dúo Lillard-McCollum para enloquecer a su contrincante con tiros de media y larga distancia, contragolpes y canastas fáciles tras cortes hacia el aro, alcanzando una diferencia sustancial con dos minutos restantes en el parcial (82-73). Oklahoma no cambió la receta y mantuvo en cancha a Westbrook, el cual nunca pudo encontrar ninguna grieta a la falange defensiva de los locales, que, a causa de su bajo acierto exterior (1/6 en triples), se replegó en la pintura y lo forzó a tomar tiros incómodos. En los últimos minutos, los problemas de faltas de los jugadores de Thunder también fueron un factor fundamental para el estiramiento de la brecha a favor de los de Rip City (91-75).

Con el último aliento, los de Billy Donovan intentaron achicar la diferencia con sus titulares en el rectángulo de juego, pero la selección de tiro volvió a ser cuestionable, abusando de los triples (5/28 en total) y evitando la circulación del balón. Finalmente, dos minutos de Lillard bastaron para que los locales terminasen con las esperanzas de remontada y ambos equipos decidieron colocar a lo más profundo de sus banquillos en un aburrido tiempo de la basura. Culminó así un nuevo triunfo de Portland, que se va a Oklahoma venciendo 2-0 en el resultado global (114-94).



Estudiante de comunicación social. Enfermo del básquet y especialista en NBA. Si hay foul que queden marcas. No te tomes la vida demasiado en serio, total no saldrás vivo de ella.

Pincha para comentar

Más Conferencia Oeste