Conecta con DBasket

NBA

Los Bucks siguen siendo una bestia indomable

Solo Andre Drummond pudo mantener los envites de los venados, que ponen el 2-0 en la serie.

Antetokounmpo en la victoria de los Bucks
Fuente: CBSSports.com

Los Bucks siguen intratables. Detroit lo intentó hasta el descanso, pero a partir del tercer cuarto Giannis Antetokounmpo y los suyos fueron un vendaval ante el cual los Pistons no tuvieron respuesta.

Quintetos iniciales

MIL E. Bledsoe S. Brown K. Middleton G. Antetokounmpo B. Lopez
DET R. Jackson W. Ellington L. Kennard T. Maker A. Drummond

Mejora palpable de Detroit

Pese a la ausencia de una de sus estrellas (Blake Griffin se perderá la serie por lesión), los Pistons jugaron mejor este partido que el anterior. Un enchufadísimo Luke Kennard mantenía a flote al conjunto de Dwane Casey, bien surtido de balones por Reggie Jackson. Sin embargo, era una vez más noche para que Antetokounmpo luciera galones.

El griego fue un azote constante para la defensa de los de Michigan. Los Bucks, con su líder a la cabeza, plantearon un partido mucho más físico para hacer pesar la ausencia de Griffin, y les salió mejor que bien. Los jugadores de refresco de Detroit como Ish Smith o Lansgton Galloway hicieron mucho para mantener a los suyos en el encuentro, y de hecho al descanso los visitantes llegaban con ventaja (58-59). Pero The Greek Freak aún no había sacado más que la punta de las garras.

El equipo de la MoTown se quedó sin gasolina

No hubo más partido. Mike Budenholzer habló con sus pupilos en el descanso y les hizo recordar que son el mejor conjunto defensivo de la NBA y que tenían que sacar ese potencial. Dicho y hecho. Los Bucks apretaron en defensa y ataque, cerraron todas las vías y aniquilaron por la fuerza bruta las esperanzas de Detroit. Sin físico suficiente para aguantar el partido endiablado que presentaron los locales (solo Andre Drummond mantuvo el tipo), los Pistons se quedaron sin combustible y claudicaron en el tercer cuarto tras un brutal parcial de 35-17 que ponía 17 puntos arriba a los Bucks antes de entrar en el último tramo.

Desde ese momento al conjunto de Milwaukee le bastó con ir manteniendo la ventaja, amparados principalmente en un sólido Khris Middleton (vaya temporada del alero). Al final, 120-99 y marchando a Michigan con la ventaja de campo aún intacta y la sensación de que siguen siendo el mejor equipo de la NBA este año.

Pincha para comentar

Más Conferencia Este