Conecta con DBasket

Liga Endesa

Los de Valdeolmillos dominaron el partido de cabo a rabo y se quedaron a un paso de voltear el "average"

Gipuzkoa da un nuevo golpe en Murcia y le manda a la zona de descenso

La línea exterior de los vascos destrozó a UCAM, con Garrett Nevels como máximo artillero.

UCAM Murcia Delteco GBC
Fuente: ACB Photo / J. Bernal

Gipuzkoa Basket logra una importantísima victoria en Murcia por 61-74 y sigue dando pasos hacia la salvación. Los murcianos pagaron su falta de acierto en el tiro (20/62), aspecto especialmente desastroso en su estrella, Askia Booker (1/11). La lucha de los últimos minutos fue para determinar quien se llevaba el average, lo único positivo para UCAM de esta tarde tras un triple sobre la bocina de Kloof. El escolta norteamericano Garrett Nevels, con 19 puntos, fue el máximo anotador del partido en medio de una actuación de equipo muy buena. Los arreones de Manu Lecomte fueron lo único reseñable de entre los jugadores del cuadro de Sito Alonso. GBC empata a diez triunfos con Estudiantes y UCAM Murcia cae a zona de descenso.

>>Estadísticas completas

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Previa

Partido de máxima importancia de cara a la lucha por salvar la categoría en el que Delteco Gipuzkoa visitaba el Palacio de los Deportes de Murcia. Los dos equipos llegaban empatados a nueve triunfos en la parte baja de la tabla. El bloque que saliese triunfante esta tarde iba a salir del descenso, dejando a su contendiente en zona roja.

En el partido de ida, Murcia se impuso en Illumbe por 14 puntos de diferencia. El croata Damjan Rudez y Kevin Tumba no estaban disponibles para Sito Alonso. Por contra, Sergio Valdeolmillos si contaba con todos sus efectivos.

Buena puesta en escena de Gipuzkoa

Quintetos iniciales:

– UCAM Murcia: Booker, Doyle, Rojas, Soko y Cate.

– Delteco Gipuzkoa: Pérez, Rebec, Nevels, Burjanadze y Barro.

El partido de inicio era favorable a los visitantes. El small-ball que viene practicando Valdeolmillos era un castigo para una inocua defensa murciana (11-18). Rebec, Nevels y Burjanadze ya habían traspasado sin fallo el aro pimentonero desde la línea de tres puntos. Sito Alonso tuvo que parar el partido para pedir más actitud a a los suyos, ya que su equipo no estaba nada cómodo en ambas partes del campo.

El ataque donostiarra no aflojaba y seguía sumando, mientras UCAM se agarraba a Manu Lecomte para no quedar descolgado. El partido era vistoso para el espectador y GBC se marchaba tres puntos por delante al término del primer cuarto (20-23). Además, ninguno de los dos equipos conseguía apenas arrancar rebotes en la zona contraria, por lo que el acierto en el lanzamiento estaba siendo la clave hasta el momento.

Al inicio del segundo parcial el partido se volvió más lento y trabado. Ninguno de los dos equipos quería perder el timón de la contienda y las transiciones se paraban con faltas, incluso con alguna antideportiva. En esa tesitura, el equipo vasco también se movía bien, manteniéndose un par de anotaciones por delante (22-27).

El artillero de Murcia, Askia Booker no tenía su día hasta el momento, habiendo fallado sus primeros cuatro tiros de campo. El de Sito Alonso es un equipo que necesita lanzamiento exterior para hacerse valer en los partidos. Pero por desgracia para ellos, sus porcentajes estaban siendo muy bajos.

Los donostiarras consiguieron llegar al descanso con seis puntos de renta (34-40), que hubiesen sido más si Kyle Hunt no llega a hacerse por dos veces hueco bajo el aro para anotar. De momento la guerra de nervios encogía a los bermellones, que no habían dado una buena impresión en esta primera mitad.

UCAM salva los muebles

Tras el receso y en un abrir y cerrar de ojos, Murcia veía como con un parcial de salida 0-8 se les iba Gipuzkoa Basket (34-48). Nuevamente Matic Rebec y Beqa Burjanadze hacían diana desde más allá de 6,75, provocando que Sito Alonso tuviese que gastar su tiempo muerto. Los balances defensivos de UCAM estaban dejando mucho que desear, y los nervios empezaban a cundir entre la parroquia bermellona.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Pero no había manera, la dinámica del partido seguía constante: el aro de GBC cerrado y la ventaja aumentando. Pasaba el ecuador del tercer cuarto y Murcia aun no había conseguido anotar ni un solo punto (34-51). En el aspecto defensivo, estaba trabajando muy bien Mouhamed Barro, que además lograba rascar un 2+1 en el aro contrario. El juego murciano ya mostraba además tintes de desesperación y, para más desgracia de los locales, un triple sobre la bocina de Dani Pérez parecía dar la puntilla al partido (42-59), con un 8-19 como parcial del tercer cuarto.

Ya en el último periodo, un 5-0 de salida ponía a UCAM a 12 de desventaja, pero fue un espejismo. En las siguientes posesiones se fue de vacío, lo que GBC aprovechó para volver a la venta que tenía (47-63). A los de Sito Alonso se les iba la vida minuto a minuto y la lucha final parecía que iba a ser la del average.

Al igual que en la primera mitad, Manu Lecomte le daba nuevos bríos a Murcia. El belga alzaba junto con Durán un 0-7 de parcial para bajar la diferencia por debajo de diez puntos. Pero nuevamente Gipuzkoa volvió a remar con la eficacia de Dani Pérez y Garret Nevels, definitivamente matando el partido. Un triple de Charlon Kloof, que fue corroborado dentro de tiempo por el instant-replay, salvó a UCAM de perder también el average. La contienda acabó en 61-74 en favor de Gipuzkoa Basket.

La décima victoria viaja para Donosti que, a pico y pala, hace camino para lograr el milagro de la salvación con seis de ocho en las últimas jornadas. La alegría de los vascos contrasta con la decepción de la afición pimentonera, cuyo equipo queda con solo nueve, un triunfo menos. Delteco aun tiene que seguir remando, pero la pelota está en estos momentos en el tejado de Murcia y Breogán, con Estudiantes también seriamente amenazado.

Pincha para comentar

Más FIBA