Conecta con DBasket

Liga Endesa

El conjunto merengue se coloca como líder provisional de la competición

Los zurdos del Real Madrid imponen su ley en el Coliseum

Anthony Randolph y Fabien Causeur castigan a un San Pablo que solo tuvo dos momentos puntuales buenos durante el partido.

Real Madrid San Pablo Burgos
Fuente: ACB Photo / M. González

El Real Madrid se llevó una clara victoria del Coliseum por 84-102. El bloque de Pablo Laso impuso su ley desde el primer momento merced al tiro exterior y dominio del rebote en el primer tiempo y la eficacia p2pde Causeur en el segundo. Burgos solo tuvo dos pequeños momentos de lucidez que no le bastaron para equilibrar la contienda. El norteamericano Anthony Randolph, con 17 puntos, y Fabien Causeur, con 20, fueron los mejores del encuentro, mientras que Goran Huskic (14 puntos) volvió a ser el mejor por parte burgalesa. Diego Epifanio hizo debutar en los últimos minutos al base canario Víctor Aguilar. La parroquia del conjunto local no se fue nada satisfecha de la labor del trío arbitral.

>>Estadísticas completas

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Previa

Ante un ambiente de nuevo espectacular en el Coliseum, San Pablo Burgos recibía la visita del campeón de Europa. A priori una salida incómoda para el bloque de Laso viendo los últimos partidos que éstos han realizado en liga, aunque el encuentro tenía el acicate de que, tras la derrota del Barcelona en su cancha, tenían el liderato provisional a tiro. Los azulones, por su parte, querían brindar un buen encuentro a su afición en un partido declarado día de ayuda al club.

El técnico local Diego Epifanio tenía toda su plantilla en condiciones de jugar y por el bando foráneo, Pablo Laso mantenía sin ficha a Ognjen Kuzmic y Klemen Prepelic además de haber descartado a Rudy Fernández para dar entrada a Santi Yusta.

Partido roto desde el inicio

Quintetos iniciales:

– San Pablo Burgos: Fitipaldo, Benite, Cancar, Lima y Vega.

– Real Madrid: Campazzo, Taylor, Deck, Randolph y Tavares.

Ya desde antes del salto inicial, Pablo Laso mostraba su intención de evitar sufrimiento innecesario y ponía en liza uno de sus quintetos más físicos para hacer sufrir a San Pablo. El planteamiento resultó satisfactorio y el sueco Jeffery Taylor ponía el 0-5 de inicio en el electrónico, que posteriormente Randolph elevaba hasta un 7-18. Los burgaleses, salvo en acciones muy puntuales, eran incapaces de inquietar el aro madridista. La selección de tiro no era buena y Edy Tavares imponía su ley en ambos tableros.

Tras un tiempo muerto de Epifanio, los suyos reaccionaron algo en ataque y empezaron a castigar al Madrid con su juego interior, primero con Lima y más tarde mediante Huskic. Además, un triple de Zipser servía para meter a los suyos en menos de diez de diferencia. Sin embargo, nuevamente los merengues conseguían mantener la ventaja al término del primer cuarto desde la línea de tiros libres (16-25).

El segundo cuarto tampoco empezaba de la mejor manera para los castellano-leoneses, porque el concurso de Jaycee Carroll aumentaba la diferencia rápidamente hasta los 14 puntos. Tras un intercambio de canastas en el que participaron Benite y Sutton por el bando local y Yusta con Ayón por los merengues, un buen último minuto de los burgaleses dejaba la diferencia al descanso por debajo de los diez puntos (41-50). San Pablo se había corregido en ataque; sin embargo, en defensa no se mostraba con la eficacia suficiente para bajar la anotación de los madrileños, que penalizaban mucho las ayudas que los jugadores de Epifanio se hacían.

Causeur cierra las opciones burgalesas

Tras el paso por vestuarios, los hombres de Diego Epifanio intentaron reponerse de las adversidades y salieron muy bien en el inicio del tercer cuarto. Primero con Zipser contrarrestando un triple de Taylor y, más adelante, con un Frazier que daba en la diana para poner el 49-55.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Pero hasta ahí llegó la reacción del bando local, ya que a pesar de no haber participado en la primera mitad, Fabien Causeur hizo saltar por los aires la defensa burgalesa saliendo desde el fondo del banquillo. El galo anotó 16 puntos en el tercer parcial haciendo primero gala de su buen primer paso y sutil bandeja de zurda y más tarde de su lanzamiento desde la larga distancia. Le acompañó Campazzo que, también desde el perímetro, puso por primera vez la veintena de ventaja en favor de los blancos (53-73). Con dos triples, Cancar y Benite hicieron que la diferencia se quedase en 17 puntos al final del tercer acto, en el que el Real Madrid anotó 29 puntos.

Ya con el pescado vendido y los deberes prácticamente hechos, los blancos se dedicaron a contemporizar y Laso pudo ahorrar esfuerzos de sus hombres clave, repartiendo minutos entre todo su roster. San Pablo Burgos luchó hasta el final pero el rival le exigió demasiado y ciertamente no tuvo una de sus mejores tardes. La contienda acabó con un 84-102 en el marcador, siendo lo más reseñable de los últimos instantes el debut de un nuevo jugador en la categoría, Víctor Aguilar, base canario del filial burgalés.

Con este resultado, San Pablo Burgos se queda definitivamente en tierra de nadie con 13 victorias a falta de cuatro jornadas. El triunfador de la tarde, Real Madrid, obtiene una victoria más clara que en los dos partidos anteriore, lo que le permite situarse momentáneamente como líder de la ACB a la espera de lo que haga el Barça en el Granca Arena.

Pincha para comentar

Más FIBA