Conecta con DBasket

Liga Endesa

El equipo de Txus Vidorreta se impuso a un Obradoiro que tuvo cerca la remontada después de una gran segunda mitad de partido

Iberostar Tenerife cierra la gira gallega con victoria

Obradoiro lo intentó hasta el final pero sigue sin poder saborear nuevamente el triunfo.

Monbus Obradoiro Iberostar Tenerife
Fuente: ACB Photo / T.Ruibal

El Multiusos Fontes do Sar acogía esta tarde un partido de necesidades. Los locales necesitaban el triunfo como el comer después de conocer la victoria de UCAM Murcia sobre la bocina ante Unicaja. Mientras, los visitantes llegaban a Santiago después de vencer a Breogán con un triple estratosférico de Nico Richotti y con el objetivo de lograr el dos de dos en la gira por tierras gallegas.

>>Estadísticas completas



El ex golpea primero

El partido arrancaba con el salto ganado por el local Brodziansky, que a su vez sería el encargado de estrenar el marcador desde la linea de tiros libres. Rodrigo San Miguel llevaría la batuta de los canarios y, además, también sería el principal anotador de los visitantes, lo que le serviría a estos para poner la primera ventaja clara del partido (7-11). Monbus Obradoiro necesitaba mas garra que nunca y en esas aparecería el gladiador de Obradoiro, Kyle Singler. El americano sumaría cinco puntos a su renta y acercaría a los suyos en el luminoso (12-14).

El partido requería de anotación exterior y no había mejor invitado que Kostas Vasileiadis. El griego, ex de los aurinegros, anotaría dos triples consecutivos que harían estallar al Fontes do Sar y servirían para empatar el partido. Los dos triples del griego, acompañados de dos jugadas en la zona de Sebas Saiz, se traducirían en el 18-18, marcador con el que acabaría el primer cuarto.

La segunda unidad desquebraja el partido

Txus Vidorreta empezaría el segundo cuarto con la segunda unidad. Con el quinteto formado por Bassàs, Staiger, Brussino, Gillet y Saiz, Iberostar Tenerife lograría un parcial inicial de 0-13, lo que significaría la máxima diferencia del partido a favor de los tinerfeños (18-31). La ventaja estaba volviéndose cada vez mas amplia, y Obradoiro no daba con la tecla, por lo que el técnico local decidió meter en cancha a Kostas con la intención de recortar puntos desde la linea de tres.

Pero Txus Vidorreta sabía como frenar la anotación gallega y aprovechar las oportunidades de los suyos para seguir abriendo brecha en el marcador (26-41) y así hacer del partido un monólogo de los canarios. Obradoiro parecía que por un momento quería despertar, pero la mejora en el juego no se traducía en puntos, a pesar de los numerosos intentos del alemán Andreas Obst. Cuatro puntos consecutivos del germano en los últimos instantes del periodo servirían para llegar al intermedio con un resultado de 31-45 a favor de los visitantes y con un claro dominio en el juego sobre los gallegos.

Obradoiro reacciona pero no es suficiente

Monbus Obradoiro necesitaba de un buen arreón para entrar en el partido y que mejor manera que desde la linea de tres. Sàbat sería el protagonista con dos triples acompañado de dos tiros libres de Vasileiadis, que serviría para bajar de los diez puntos de desventaja (39-48). El acierto exterior obradoirista se vería silenciado por una respuesta de Javier Beirán desde la misma linea de tres, pero la caldera del Sar volvería a estallar con otro triple del propio Albert Sàbat y el respectivo 42-51.

El equipo gallego parecía vivir el mejor momento del partido y en cada jugada lograba sacar petroleo. Rodrigo San Miguel se llevaría una técnica, acompañada de un gran enfado, lo que le permitiría a Kostas Vasileiadis anotar desde los tiros libres y poner a los suyos a menos de 10 puntos (47-55). El aficionado gallego estaba viendo los mejores minutos de su equipo pero, para destrozar las ilusiones del respetable, Ferrán Bassàs anotaría un triple que haría callar a todo el público y se pondría final al cuarto con un marcador de 50-65.



Un quiero pero no puedo

Últimos diez minutos de partido en los que Monbus Obradoiro lo daría todo de la mano de la ayuda de su afición. Pero la ilusión de conseguir la victoria se iba esfumando después de ver como Brussino y Beirán sumaban dos triples consecutivos y ponían así el +16 (55-71). Obradoiro reaccionaría a esta diferencia y, de la mano de Obst y Spires, dos de los jugadores mas inspirados ante Herbalife Gran Canaria, permitiría soñar a los gallegos con la remontada (61-71).

Sàbat y Vasileiadis meterían mas a los gallegos y a su público en el partido después de dos triples consecutivos (69-74) y una antideportiva a Colton Iverson después de soltar un codazo a Nacho Llovet. Cuando mejor estaban los locales, llegó el momento de Tim Abromaitis y Sebas Saiz que, con cuatro y tres puntos consecutivos respectivamente, permitirían a los isleños volver a escaparse en el marcador a falta de 1:45 para finalizar el partido (72-83). Finalmente, Iberostar Tenerife logró cerrar el partido desde los tiros libres y con un resultado de 79-90.

Pincha para comentar

Más FIBA