Conecta con DBasket

Liga Endesa

El termómetro ACB: dos jornadas para el final

La cabeza de la tabla y tres puestos de ‘playoffs’, en juego. Breogán y Gipuzkoa esperan un milagro.

ACB
Fuente: ACB Photo / Albert Martín

Los resultados de las dos últimas fechas han empezado a clarificar las cosas en algunos frentes. Precisamente no en la cabeza, donde debido a las derrotas del Barça está aún abierta la lucha para ser primero. Además, aún hay tres puestos de playoffs disponibles con cinco aspirantes, mientras que la cola de la clasificación se ha ido decantando, aunque puede haber sorpresas. Sin embargo, en otras plazas ya pueden respirar por haber alcanzado la permanencia y lo más que se jugarán será avanzar alguna posición y, con ello, la posibilidad de competir en Europa el curso que viene. Nuestro termómetro esta semana viene en clave de escala clasificatoria.



Ardiendo

El Real Madrid tiene el liderato en la mano

Hace unas semanas el liderato del Barcelona parecía sólido, disfrutaba de una ventaja de una victoria sumada al average con respecto al Real Madrid. Pues nada más lejos de la realidad. Los merengues han ido haciendo los deberes, los culés se han pegado un tiro en el pie y ahora mismo lo más factible es que sean terceros. El equipo catalán, que no había perdido en su cancha, cayó dos partidos consecutivos ante Valencia y Baskonia y ha perdido dos posiciones. La eliminación de la Euroliga parece haber hecho tambalear los cimientos del bloque de un irascible Svetislav Pesic.

Baskonia ha sacado fuerzas de flaqueza, ha empatado a triunfos a los culés e incluso le han volteado el average. El equipo gasteiztarra, al contrario que el Barcelona, ha salido reforzado tras ser eliminado de la máxima competición continental.

Además, el Real Madrid de Pablo Laso tendrá la oportunidad este fin de semana de levantar una nueva Euroliga en Vitoria, cita a la que llega en un estado de forma inmejorable. Edy Tavares, que llevaba unos partidos sin aparecer demasiado, dio su mejor versión el sábado en Zaragoza.

Caliente

Valencia Basket va sobre ruedas: será cuarto clasificado

Los de Jaume Ponsarnau llevan una temporada espectacular. Ya han levantado la Eurocup asegurando su participación en la próxima Euroliga y, además, en liga les está yendo muy bien: han asegurado la cuarta plaza y ser cabeza de serie. Estas dos últimas fechas del calendario los taronja no se juegan nada, podrán velar armas y descansar de cara a la lucha final. El equipo levantino es el único que ya sabe en que posición va a acabar la liga regular y puede ir viendo tranquilamente como sus rivales se despellejan para alcanzar una plaza de playoffs.



Los valencianos van sumando hombres a la causa para llegar bien al sprint final: Mike Tobey, muy discutido durante gran parte de lo que va de año, fue, junto al mencionado Tavares, el jugador de la jornada 32.

Unicaja, con más pena que gloria

Los andaluces aún no tienen asegurado el quinto puesto, aunque bien es cierto que es fácil que lo obtengan. Pero más allá de la clasificación, las sensaciones por la capital malagueña no son buenas, ya que se les van cayendo triunfos por el camino: el último en Murcia y sobre la bocina. Si los playoffs no lo remedian, que por calidad no es descartable, la temporada para los verdes habrá pasado con más pena que gloria.

Zaragoza, Joventut y Tenerife necesitan una victoria

Éstos tres bloques son quienes a día de hoy ocupan posiciones de playoffs, llevan 17 triunfos y con uno más casi se asegurarían ese privilegio. Los verdinegros la pasada jornada dieron un golpe de efecto al ganar el derbi a Manresa, rival directo. Por su parte, Tenerife se deshizo de Obradoiro tras no poder alzar una nueva Basketball Champions League en Amberes. El equipo de Vidorreta parece ya recuperado de una crisis que pudo dar con sus huesos fuera de los ocho primeros, pero si quieren dar guerra en la post-temporada deberán tratar de que hombres como Colton Iverson vuelvan a su mejor estado de forma.

Por último, Zaragoza tiene un duelo pendiente contra Manresa para certificar su pase, cerrando una espectacular liga regular. Los de Porfi Fisac apretaron mucho en su cancha al Real Madrid, aunque finalmente acabaron cediendo. A quienes si doblegaron fue a San Pablo Burgos en la jornada intersemanal. Con permiso del propio Manresa, los maños se han ganado el derecho a ser considerados la revelación de la competición.

Manresa está tocado

Vaya por delante que pase lo que pase su temporada es para quitarse el sombrero, pero aunque tienen opciones de meterse aun en playoffs, la plantilla de Peñarroya está en muy malas condiciones. Dos pilares como Ryan Toolson y Corey Fisher son bajas casi seguras y Erik Murphy también, lo que pone muy difícil competir a un equipo ya de por sí modesto.

Su últimos cartuchos los quemarán ante Fuenlabrada y en un duelo directo ante Zaragoza, como ya hemos apuntado antes.

Andorra, a la espera de la carambola

La escuadra pirenaica de Ibón Navarro deberá de ganar sus dos partidos y esperar resultados favorables para meterse entre los ocho primeros. La derrota ante el Barcelona prácticamente les cerró las puertas, pero tienen nada que perder y solo podrían ceder la décima plaza si pierde sus dos partidos y el Granca los gana. Sin embargo, los andorranos si que pueden ser jueces por el descenso: tienen la opción de dar la puntilla a Breogán esta próxima jornada.



Templado

Burgos, Gran Canaria y Fuenlabrada: iSalvados!

La última fecha nos dejó tres salvaciones matemáticas. San Pablo Burgos a pesar de caer en su desplazamiento a Vitoria se valió de la derrota de Obradoiro para certificar una condición que se había ganado hace tiempo. Sin embargo, los burgaleses siguen siendo ambiciosos y quieren retener la undécima plaza que dará acceso a jugar en Europa. No todo es alegría por la ciudad castellana, ya que un triste final de partido en el Príncipe Felipe de Zaragoza les dejó sin Sutton para lo que resta de temporada.

Por su parte, Herbalife Gran Canaria da carpetazo a una temporada que se esperaba de regocijo, pero que se ha tornado en una tortura durante muchos meses. Han pasado tres entrenadores y un gran número de jugadores. Sin embargo, hay que congratularse de que con Jacob Wiley dieron en la tecla. El pívot norteamericano de desconocido ha pasado a una de las revelaciones de la última parte de la liga y todo apunta a que tendrá un buen contrato la temporada que viene.

Para cerrar esta terna de equipos que pisan tierra firme está Fuenlabrada. Igual que para el Granca, la de Montakit ha sido una temporada dura: también han pasado tres técnicos y su participación en Europa trajo más daños que sonrisas. El jugador que no quita la sonrisa a los del sur de Madrid es Pako Cruz, quien sino iba darles la permanencia con una canasta casi sobre la bocina, que sin embargo hunde a Gipuzkoa.

Hablando del Fuenla, decir que el que ha sido su superman los últimos años, Marko Popovic, ha anunciado el cese de su actividad como jugador de baloncesto profesional. Quede constancia de nuestro reconocimiento.

Frío

Obradoiro, Murcia y Estudiantes aún tienen deberes

Hace unas semanas que Obradoiro lleva clavado en once triunfos, lo que le ha hecho meterse en problemas. Sin embargo, su salvación parece cercana aunque su crisis es para tomar nota y aprender. El heleno Kostas Vasileiadis perdió temperatura tras una lesión y el equipo lo ha notado en exceso. En Fontes do Sar quieren cerrar ya cuanto antes un curso sin tener ningún sobresalto de última hora.

Lo de UCAM Murcia lo podemos definir como el apretón del vago: un equipo con calidad pero que se ha ido dejando llevar hasta poner en riesgo su integridad. Pero lo importante es que el apretón ha llegado y con las dos victorias cosechadas la semana pasada parece que acabará aprobando el curso. La última ante Unicaja es de las más agónicas que se han visto esta temporada. El autor, Dino Radoncic, un jugador que necesitaba algo así para reivindicarse. El alero cedido por el Real Madrid firmó su mejor partido en ACB.

A pesar de hacer casi todo lo posible para descender, por increíble que parezca el Estu llega a estas últimas dos jornadas con muchas opciones de salvarse. Pero no por su fiabilidad, sino por que sus rivales: Breogán y Gipuzkoa, tienen dos misiones casi imposibles. La animosa afición colegial seguro que ha perdido años de vida esta temporada, aunque a modo de epílogo la pueden cerrar con una alegría, optarán a dejar la permanencia casi sellada con una victoria el sábado ante Obradoiro.



Helado

Gipuzkoa Basket va a por la última hazaña

Los que los vascos nos han brindado estos últimos meses es digno de admiración. Al momento de estar casi en el abismo, se conjuraron para dar batalla y han conseguido unas victorias memorables. Pero para su desgracia, la clasificación es la que es y el calendario también. Los donostiarras se tendrán que jugar las habichuelas contra Real Madrid y Barcelona.

Lamentablemente se les volvió a ir otro partido sobre la bocina, esta vez en Fuenlabrada. Pase lo que pase, Gipuzkoa llegará con alguna opción de salvarse a la última jornada.

Breogán parece haber tirado la toalla

La derrota del pasado domingo supuso una palada más de tierra sobre un moribundo equipo. El enterrador fue Gran Canaria y ya ni la afición cree en el milagro. Además, eso no es todo lo malo, ya que Ray McCallum, quien parecía haber devuelto la ilusión a los lucenses, dice adiós a la temporada. Los gallegos cerrarán el curso viajando a Andorra y se despedirán del Pazo y posiblemente de la ACB ante San Pablo Burgos.

Lo de los lucenses esta temporada ha sido la expresión gráfica de la ley de Murphy: todo lo que podía salir mal, ha salido peor que mal. Lo único que ha estado a la altura ha sido la afición. Una pena.

Pincha para comentar

Más FIBA