Conecta con DBasket

Euroliga

Se enfrentarán un habitual de estas citas como Fenerbahçe y la constelación de estrellas de Anadolu Efes

El derbi de Estambul abrirá el fuego en la Final Four de Vitoria

El Fenerbahçe de Obradovic fue el mejor de la liga regular y parte como favorito para levantar el trofeo.

Euroliga Efes Fenerbahçe
Fuente: euroleague.net

Tras varios meses de espera ha llegado la hora y por fin se alzará el telón de la Final Four de Vitoria. Y lo hará de forma vibrante, enfrentándose por primera vez en la historia de las finales de la máxima competición del continente dos equipos de Turquía. El favorito, Fenerbahçe Beko, llega a la cita habiendo sido líder, mejor defensa de la fase regular y tras deshacerse de Zalgiris. El aspirante, Anadolu Efes, fue cuarto clasificado y necesitó cinco encuentros para doblegar al Barça en el playoff de cuartos de final. Los gualdinegros, con el almirante Obradovic a la cabeza, encarnan la eficacia en el baloncesto, mientras que la escuadra de Ataman se maneja bien en escenarios más anárquicos y explosivos.



Un poco de historia

En este capítulo no cabe duda de que la primera persona que tiene que mencionarse es Zelimir Zeljko Obradovic. El entrenador de Fenerbahçe disputará su décimo octava Final Four, y lo ha hecho con cinco escuadras diferentes. De campeonar en Vitoria, sería su décima Euroliga lograda. En lo que a su equipo se refiere, estamos hablando de probablemente el mejor de Europa en el último lustro: ha jugado las últimas cinco ediciones de la fase final de la competición.

Euroliga

Fuente: euroleague.net

La historia de Efes en este aspecto es más escueta, aunque hay un par de aspectos que llaman la atención. Han tenido que pasar 19 temporadas para que el equipo azul vuelva a disputar una Final Four y, curiosamente, en aquella ocasión fue también bajo la dirección de Ergin Ataman, su actual técnico, que también tiene entre sus logros haber llevado a los transalpinos del Montepaschi Siena a una final a cuatro en 2003.

Dos estilos antagónicos

La escuadra gualdinegra es una máquina con piezas de alta gama pero confeccionada a imagen y semejanza de Obradovic. Un bloque rocoso y muy fuerte físicamente que trabaja para complicar mucho la vida a su rival desde la parte de atrás. Quizás su baloncesto no sea el más vistoso, pero si el más efectivo. Su máxima es ir cociendo a los rivales a fuego lento y rematarles con ráfagas de talento cuando huelen la más mínima debilidad.

El balance en la parte regular de la competición ha sido de 25-5, basando su hegemonía fundamentalmente en dos aspectos: defensa y buenos porcentajes de tiro. Han sido la defensa que menos puntos ha encajado, con menos de 75 de promedio y el ataque que mejor ha lanzado a canasta: con un 54,43% de true-shooting (43,38% en triples).

Los de Obradovic se encontrarán con un Efes con un marcado carácter anárquico y que basa sus victorias en la excelencia atacante de sus efectivos. En este campo es segundo en lo que va de Euroliga, con un ataque que solo anota menos que el del Real Madrid. Además, se trata especialmente de un equipo triplista, también por detrás de los blancos en lanzamientos intentados, aunque si que es el equipo que más triples ha encestado.

Euroliga

Fuente: euroleague.net

De esto se deduce que si el partido está cerrado, las posibilidades de victoria de Fenerbahçe aumentan considerablemente, mientras que si la contienda se va a la locura, Efes tiene punch más que de sobra para llevarse el gato al agua.

En liga regular, hubo una victoria para cada equipo: en la ida, disputada en el Sinan Erdem Arena, Efes cosió a triples a Fenerbahçe. Sin embargo, en la vuelta en su casa, los de Obradovic hicieron la vida imposible a los azules con su defensa.



Los referentes

Ambos equipos disfrutan de una plantilla espectacular. Sin embargo, hay que centrar el foco sobre los hombres que están llamados a ser claves en esta competición. Del lado de Fenerbahçe, aun saliendo desde el banquillo, se encuentra el griego Kostas Sloukas, quien menea todo el entramado: es la extensión del técnico en la cancha. Él tratará de hacerse con el timón y el tempo de la contienda. Además, también es un buen jugador de bolas calientes y pegajoso defensor. Algunas fuentes afirman está en el punto de mira de alguna franquicia NBA. Junto a él, estará Jan Vesely, el gigante interior del equipo, buen jugador de pick and roll, continuaciones y gran reboteador en ambos aros.

Por el lado azul, la voz cantante la llevarán sus jugadores exteriores: Vasilije Micic es una de las revelaciones del año, su desempeño es extraordinario desde el perímetro y en penetración y está llamado a marcar una época. Le secundará Shane Larkin, capaz de destrozar a cualquier equipo si tiene el día. Sino que se lo pregunten al Barcelona, que ya lo sufrió en sus carnes.

Los outsiders

No son sus estrellas, pero sin duda van a tener su cuota de protagonismo este fin de semana. Del lado de Fener podemos destacar a los balcánicos Niko Kalinic y Marko Guduric -los dos están haciendo un gran año-. También cabe mencionar del siempre peligroso Ali Muhammed (otrora Bobby Dixon) y al ala-pívot Niccolo Melli.

En el otro bando, está siendo muy meritoria la campaña de Adrien Moerman, ayudando mucho en la anotación. Y, aunque no está luciendo mucho, un tirador como Rodrigue Beaubois puede tener su día de gracia. También su pareja de centers: Brian Dunston y Tibor Pleiss han sido decisivos en el camino a la final four. Y en alguna fase de la competición también ha destacado el croata Krunoslav Simon.

La enfermería gualdinegra

Efes dispone de toda su escuadra a punto para esta cita, al contrario que Fenerbahçe, ya que son bajas seguras el alero Luigi Datome y el pívot Geoffrey Lauvergne. Además, lleva a otros dos hombres importantes entre algodones, aunque es de esperar que Nikola Kalinic y Jan Vesely finalmente estén a disposición de Obradovic. Si el checo se cae de la convocatoria, Ahmet Duverioglu sería el único 5 puro disponible.

En definitiva, dos rivales que se conocen perfectamente en un marco inigualable: una Final Four. Las declaraciones de miembros de las dos escuadras apuntan en la misma dirección: no hay favorito y la balanza se decantará por pequeños detalles. El duelo se antoja apasionante.



Pincha para comentar

Más Euroliga