Conecta con DBasket

NBA

Toronto aprovecha las bajas de los Warriors para poner el 2-1

Los 47 puntos de Curry no fueron suficientes para frenar la victoria de unos buenos Raptors.

Fuente: AP Photo/Ben Margot

Los Toronto Raptors tomaron la delantera en las Finales de la NBA al imponerse a unos diezmados Golden State Warriors en el Oracle Arena. Finalmente Klay Thompson no pudo ser de la partida, sumándose a las bajas ya conocidas de Kevin Durant y Kevon Looney. Como se vio durante el partido, demasiado para unos Warriors que no encontraron vías de anotación más allá de Curry.

Quintetos iniciales

  • Warriors: Curry I Livingston I Iguodala I Green I Cousins
  • Raptors: Lowry I Green I Leonard I Siakam I Gasol

Curry no es suficiente

El partido mostró rápido lo que iba a ser. Curry anotaba pero no encontraba nadie en su equipo que le siguiera el ritmo, mientras que en defensa la baja de Klay obligaba a cambiar unos emparejamientos que funcionaron bastante bien en el segundo encuentro. Toronto alcanzó rentas de dobles dígitos en el primer cuarto. Para los canadienses el partido consistió prácticamente en todo momento en conservar su ventaja.

Tras un primer cuarto que finalizó 29 a 37 para el equipo canadiense, los Warriors consiguieron apretar los dientes en defensa y reducir la distancia. Fue el momento en el que más cerca estuvieron. Al descanso solamente ocho puntos separaban a ambos equipos (52-60), pero en esta ocasión el tercer cuarto fue de Toronto.

Toronto sentencia en la segunda parte

En el tercero los Raptors dieron un golpe sobre la mesa. Una ironía del destino, si pensamos que habitualmente suele ser al revés. Sin la contundencia que suelen exhibir los Warriors, sin ir más lejos en el anterior partido de las Finales, el conjunto canadiense terminó por hundir las esperanzas de los locales cortando cualquier atisbo de posible remontada.

Lowry y Green resultaron decisivos en ese tramo, al igual que Leonard que, pese a que se le sigue viendo limitado físicamente, es un valor seguro para los suyos.  El 83-96 con el que se empezaba el último acto obligaba a los Warriors a un milagro para levantar el resultado. No tanto por la distancia sino cómo se había desarrollado el partido. No hubo milagro y los Raptors ponen el 2-1 en las Finales y recuperan el factor cancha.

Destacados

Stephen Curry acabó el partido con 47 puntos –su marca más alta en Playoffs-, 8 rebotes y 7 asistencias. Solo Green e Iguodala superaron la decena de puntos. En los Raptors fueron seis los jugadores que acreditaron dobles dígitos, destacando los 30 puntos de Leonard, los 23 de Lowry y los 18 (en seis triples) de Danny Green.

El próximo partido se jugará el viernes a las 3 de la madrugada, hora española, en el Oracle Arena de Oackland. Será el descanso más corto entre partidos de todas las Finales, con solo un día entre medias: malas noticias para unos Warriors que necesitan urgentemente recuperar efectivos.

Pincha para comentar

Más Equipos