Conecta con DBasket

NBA

Un festival de triples fuerza el sexto partido entre Raptors y Warriors

Draymond Green taponó a Kyle Lowry en el lanzamiento decisivo que habría dado el Anillo a los canadienses.

Draymond Green tapona el triple final de Kyle Lowry
Foto: Scott Strazzante

Volvió Kevin Durant, anotó tres triples y 11 puntos y tuvo que irse, lesionado. Malísima recaída la del alero que pareció espolear a sus compañeros de equipo para derrotar a los Toronto Raptors en el Scotiabank Arena y llevarse la serie de vuelta a Oakland con un 3-2 aún favorable a los canadienses. Los Golden State Warriors anotaron un brutal 20/42 en tiros de tres.

>>Estadísticas completas



Quintetos iniciales

TOR K. Lowry D. Green K. Leonard P. Siakam M. Gasol
GSW S. Curry K. Thompson K. Durant A. Iguodala D. Green

Los triples, arma fundamental

Así arrancaron los vigentes campeones. Entre Stephen Curry, Klay Thompson y Kevin Durant enlazaron un 5/5 en lanzamientos desde más allá del arco y, como un tiro, pusieron por delante a los Warriors. Eso, sumado a una durísima defensa sobre Kawhi Leonard –y aquí los árbitros fueron un poco permisivos de más–, logró que los de la bahía no cayeran del marcador hasta casi el final del partido.

Entre tanto, lo que vimos fue puro corazón hecho baloncesto. El estadio era, como se preveía, una caldera. Los fans aclamaban cada pequeño triunfo de los Raptors, que jugaban como han venido haciendo toda la serie: como un ejército en el que cada soldado conoce perfectamente su función. Y ante el juego exterior de los californianos respondieron dominando en la pintura con un gran Marc Gasol (17-8) y la ayuda de unos siempre eficientes Pascal Siakam y Serge Ibaka.



El despertar de Leonard

Pero si está habiendo un héroe en estas finales ese está siendo Kawhi Leonard. El asesino silencioso. Leonard ha nacido para esto, y parece que el baloncesto es el único modo de vida que verdaderamente saca lo mejor de él mismo. Mediado el último cuarto, con sus defensores agotados tras los constantes 2×1 sobre él, una vez más sacó su arsenal a la cancha para darle la primera ventaja a su equipo. Un tremendo empujón del alero –10 puntos en cuatro jugadas– colocó a los suyos seis puntos arriba en el marcador.

Lo que pasa en estos casos es que enfrente están Curry y Thompson. Entre ambos dilapidaron la ventaja de los Raptors a base, cómo no, de triples. Los Splash Brothers anotaron tres seguidos, mientras que Draymond Green asolaba en defensa para que los canadienses no anotaran más de dos puntos en los últimos minutos… y taponó sutilmente a Kyle Lowry en el triple que podría haber dado el Anillo a los locales. Vital victoria para los Warriors, que ahora se la juegan en casa.

Pincha para comentar

Más Conferencia Este