Conecta con DBasket

Liga Endesa

Real Madrid 81-80 FC Barcelona Lassa

Carroll da el triunfo al Madrid sobre la bocina

El Real Madrid remontó un partido que tenía imposible y coloca el 2-0 en la serie.

Madrid Barcelona Jaycee Carroll
Fuente: ACB Photo / E. Cobos

El Real Madrid se llevó un partido para la historia y está a un paso de alzarse con el título. Tras un encuentro para enmarcar de los culés, un error en el tiro libre de Claver y un rebote ofensivo de Rudy Fernández hicieron que el Madrid pudiera darle la vuelta al partido, algo que pareció imposible durante casi todo el choque.

>>Estadísticas completas



Quintetos

– Real Madrid: Campazzo l Rudy l Deck l Randolph l Tavares

– FC Barcelona: Pangos l Ribas l Claver l Singleton l Tomic

Primera parte de mucha seriedad en defensa

Fue Singleton el encargado de abrir el marcador del encuentro tras varias buenas defensas de ambos equipos. El inicio de partido estuvo marcado por la alta intensidad desprendida por las dos partes, que sabían de la importancia de esta victoria. Los visitantes sacaban una mínima ventaja en los primeros compases pese a sus problemas para controlar el rebote. No fue suficiente el tiempo muerto pedido por Pablo Laso para que los culés bajaran su nivel defensivo, y los blancos acabarían el primer cuarto por detrás con una anotación muy baja, 11-17 para los de Pesic.

En el segundo parcial aumentó el nivel de anotación de los dos rivales, en especial gracias al talento de Thomas Heurtel, que una vez más asumió la responsabilidad anotadora de su equipo. Ayón hacía mucho daño al small ball de los azulgranas con un dos más uno con antideportiva, entre otras acciones. Un parcial de 10-0 de los locales los colocaban por delante por primera vez en el encuentro, merced a dos triples de Carroll, aunque respondía rápido el Barça con dos canastas interiores consecutivas. Un último triple de Claver maquillaba el cuarto para el Barça que se iba al descanso cinco por delante (29-34).

El Madrid tiró de épica para llevarse el encuentro

A la vuelta de los vestuarios se vivió un nuevo gran arranque de los visitantes, que aumentaron la diferencia por encima de los diez con dos triples de Oriola y Heurtel. El exceso de personales marcó el devenir del tercer cuarto, en especial para el Madrid, que anotó muchos puntos desde la línea. Después de que Heurtel volviera al banquillo comenzó el parcial blanco que, a base de triples, se colocaba a cinco puntos. Tras un par de canastas de ambos equipos se mantenía la distancia en el marcador con diez minutos por jugarse (53-59).

En el inicio de los últimos diez minutos, la afición madridista hacía de sexto jugador y empujaba a los blancos a empatar el encuentro con un gran Carroll. Ante este parcial de los locales, un triple de Smits y dos robos del mismo volvían a darle una mínima renta a los suyos. Posteriormente, un triple de Pangos volvía a dar al Barcelona una ventaja de nueve tantos, que mantendría con otra bandeja del canadiense después de dos tiros libres de Tavares, propiciando un tiempo muerto de Laso.

Tras la pausa, dos triples de Llull y Randolph dejaban a los suyos a cuatro a falta de treinta segundos y otro triple del segundo los colocaba a tan solo dos tantos y con Claver en la línea de libres. El valenciano anotó uno y los locales aprovecharon para seguir reduciendo la ventaja desde la personal, a la que acudía Llull. El balear solo anotó el primero, pero Rudy capturó el rebote ofensivo ante la pasividad de Singleton, le entregó la pelota a Llull, que amagó el tiro y volcó el balón hacia Carroll que, con una buena finta, se liberó para anotar un triple completamente solo y poner el definitivo 81-80 bajo la mirada de un WiZink Center que explotaba de felicidad.



Pincha para comentar

Más FIBA