Conecta con DBasket

Houston Rockets

Mike D’Antoni: “Siempre va a haber tensión en un equipo”

El entrenador de los Rockets habló de Chris Paul, Russell Westbrook, los Warriors e incluso de Carmelo Anthony.

Fuente: Troy Taormina-USA TODAY Sports

Mike D’Antoni, entrenador de los Houston Rockets, se sentó a hablar en Las Vegas con el periodista Adrian Wojnarowski (ESPN) en el podcast The Woj Pod, y tocó varios temas; entre ellos, los supuestos rumores de tensión entre Chris Paul y James Harden en su segundo año de convivencia. Una entrevista muy interesante, que puedes escuchar aquí.



El fin de la relación Harden-CP3

D’Antoni, que no esquivó ninguna pregunta de Woj, respondió con claridad sobre esta ‘tensión’. “No la sentí. Los escuchaba discutir a veces, pero también los escuchaba en el primer año. Todos tienen esas pequeñas discusiones, desde jugadores a ejecutivos. Cuando estás en el mismo grupo por 82 partidos, no llegas tan lejos como querías en los playoffs y uno personalmente como jugador siente que no está jugando lo suficientemente bien, siempre va a haber tensión en un equipo. En Golden State seguro que hubo tensión, en Toronto -por más que parecieran un festival- seguro que hubo discusiones a lo largo de la temporada. Eso forma parte de como se maneja el grupo, de los jugadores entendiendo que todos quieren lo mismo. No es algo egoísta, todos quieren ganar. Lo mejor que pueden hacer los jugadores es ignorar ese ruido de fuera. La prensa alrededor de la NBA, en cuanto encuentra un mínimo rumor de tensión, lo hace más grande de lo que es. Si en una escala del uno al diez el nivel de tensión está en dos, la prensa lo va a hacer un seis. Estaba leyendo algunas cuentas después de la temporada, y me sorprendió leer cosas que ni yo sabía que estaban pasando (risas). De todas maneras, no afectó eso a los jugadores, porque ambos [CP3 y Harden] en ese sexto partido que perdimos, jugaron muy bien. Perdimos porque nos ganó un buen equipo. La tensión siempre va a estar, no es una excusa ni un factor. Así es la vida en la NBA“.

Además, el entrenador se refirió a Paul y al fin de su ciclo en Houston. “No puedo hablar por otras personas. Lo que sí puedo decir es que Chris Paul va a estar en el más alto nivel durante los próximos tres años en su contrato. Es tan inteligente que se dará cuenta que si pierde su habilidad para ganarle en velocidad a sus rivales, va a trabajar en mejorar su uso de las pantallas, y su próximo entrenador tratará de maximizar su talento mirando hacia el futuro. A veces los jugadores estrella se cansan de jugar o no están mentalmente preparadas para la rutina de todos los días después de unos años, pero no veo eso en Chris. Dicho esto, uno tiene que preguntarse si se puede o no obtener un jugador superestrella más joven que el que se tiene en la plantilla, y si están dadas las condiciones para hacer ese traspaso, si es que uno quiere hacerlo o no”.

Al final, hemos traspasado un gran jugador por otro gran jugador. Me hubiese encantado que todos nos hubiésemos quedado para intentarlo de nuevo. Pero una decisión ha sido tomada, y estoy encantado con el resultado también. Tienes que estar preparado para cambiar la marcha y planificar con lo que se me presenta a mí como entrenador”, agregó D’Antoni.

Se ha terminado la era Paul-Harden en Houston [Fuente: Troy Taormina-USA TODAY Sports].

Ahora le toca a Westbrook

Con la llegada de Russell Westbrook a la H-Town, D’Antoni se refirió a Westbrook como persona y como jugador, y como va a hacer para que James Harden y él puedan jugar juntos, ya que ambos necesitan mucho balón y tienen un estilo similar de juego en ese aspecto. “[Westbrook] es un gran compañero y una gran persona, tiene un gran corazón“, señaló el entrenador, que dirigió a Russell en la selección nacional de los Estados Unidos. “Cuando empiezas a competir con un equipo, la personalidad es muy importante, así como ver como se apoyan entre compañeros durante la temporada. En mi opinión, esa es la diferencia entre equipos campeones y equipos que no llegan a esas instancias, ese vínculo que se puede desarrollar entre los jugadores“, declaró Mike, en referencia al aspecto humano del base.



Con mi experiencia como entrenador, he aprendido que si dos superestrellas quieren jugar en el mismo equipo, lo harán posible. Todo lo que debemos hacer como organización y en mi caso como entrenador, es ver como podemos maximizar sus talentos cuando estén juntos en pista. Voy a empezar ahora a ver vídeos de como jugaban en OKC, como han cambiado como jugadores desde entonces y trataré de descifrar las dinámicas entre ambos para que funcione. Es fantástico ver que, cuando tienes mucho talento, puedes tener posibilidades de ganar. Podría salir muy bien“, agregó D’Antoni sobre la combinación de Harden y Russ en un mismo back-court. Ahora bien, el entrenador tendrá mucho trabajo que hacer si quiere que estos dos cracks jueguen bien juntos.

Los malditos Warriors

A Woj no se le vinieron los nervios encima cuando le preguntó a D’Antoni sus sensaciones sobre los Golden State Warriors, el veneno al cual no le pudo encontrar un antídoto durante toda su estadía en Texas. Cabe recordar que los Rockets tuvieron dos oportunidades importantes en los últimos dos años: ese Game 7 en 2018, donde, sin Chris Paul (lesionado en el quinto partido), fallaron 27 triples y no pudieron vencer, y este último año, con Kevin Durant lesionado en Golden State, donde Houston (con Paul presente) terminó perdiendo la serie en seis partidos. D’Antoni dio su punto de vista sobre ambas series, y dejó varias reflexiones interesantes sobre ambas.

En cuanto al 2018, D’Antoni coincidió con Woj que esa serie será recordada como el “y si…” de este último ciclo. “Sí, sin dudas. Los Warriors son un gran equipo de segundas partes. Nadie pensaba que por estar arriba por 12 en el tercer cuarto del Game 7 el asunto estaba terminado. El año pasado estábamos en un buen lugar anímicamente. Esa era nuestra mejor oportunidad“, señaló el entrenador. Esa noche fatídica para Houston todavía parece estar presente en la mente del coach. Sin embargo, las frases más sorprendentes de toda la entrevista las brindó mientras hablaba de la serie de esta última temporada. “Este año, la lesión de Durant cambió la serie. Ellos estaban todos sanos hasta el 2-2, eran los favoritos y estaban tratando de no perder, y nosotros estábamos acechándoles. Luego pasa lo de KD, y a nosotros nos sacudió. Pensábamos: ‘Ojo, Durant está fuera para toda la serie’. Entonces, en ese momento ellos pasan a acecharnos, y nosotros pasamos a ser los favoritos. Por lo tanto, ahí nosotros no debíamos perder (risas), había que ganar. Pasamos de jugar nuestro baloncesto y tratar de atacarlos, a tener la mentalidad de que no había que arruinar esta oportunidad, porque era LA posibilidad de ganarles. Eso fue lo que quizá nos movió psicológicamente y nos hizo presionarnos aún más a nosotros mismos. Ahí nos ganaron“, describió D’Antoni, dando a conocer que la derrota de Houston fue más por el lado anímico que por el baloncesto en sí. “Aún así, si les falta un Hall of Famer a ellos, ellos tienen cuatro o cinco más para poner en la pista (risas). Ahora bien, la cosa más importante de la que poco se habla es que, en el Game 6, Iguodala estaba encestando 5/6 en triples. En nuestro plan de juego, estábamos viendo a quién podíamos dejar tirar de tres y a quién no, e Iguodala [NdR: 33.3 por ciento de acierto en triples durante toda su carrera] estaba metiendo más de lo normal. Por eso hay que darles crédito, dieron el paso adelante en los momentos clave de la serie, agregó el entrenador, felicitando al equipo de Steve Kerr.

Los Rockets fracasaron ante los Warriors más de una vez. [Fuente: Thomas B. Shea-USA TODAY Sports]



El tema Carmelo y su futuro en Houston

Por si os habéis olvidado, Carmelo Anthony tuvo un paso por Texas esta temporada. Los Rockets apostaron por él a comienzo del calendario NBA, y mucha gente se preguntaba como iba a encajar su juego con el de Harden y el de Paul, y si realmente iba a valer la pena la apuesta de la franquicia. “Nosotros pensábamos que podía funcionar. Habíamos perdido a Trevor Ariza, que era una parte importante del equipo, y teníamos salarios mínimos para dar. Estamos hablando de un gran talento en la NBA, pero yo conocía los posibles inconvenientes que podía conllevar su fichaje. Nosotros intentamos que funcionase y Melo también hizo todo lo posible para que funcionase”, señaló D’Antoni. “No encajó en el sistema, no era la pieza adecuada para nuestro juego. No creo que haya sido por su culpa, son cosas que pasan. Cuando habíamos arrancado la temporada y estábamos 11-14, sabíamos que algo tenía que cambiar. Después, Daryl [Morey] hizo un gran trabajo con las llegadas de Austin Rivers, Kenneth Faried y la aparición de Danuel House para ayudar en la rotación, y así pudimos escapar de no quedar en playoffs”, agregó el entrenador, dando a conocer la razón por la cual no siguió Melo en la H-Town.

Después de repasar otros aspectos de su carrera como entrenador, D’Antoni habló de los rumores sobre la extensión de su contrato, después de que parte de su staff técnico no fuera renovado y que la franquicia no se haya decidido firmarle por más años tras lo sucedido. “Uno nunca sabe. No me fijo tanto en eso realmente. Estoy entusiasmado con lo que viene el año próximo. Obviamente amo la ciudad de Houston, la franquicia y todo eso. Se resolverá eventualmente. Ahora solo pienso en tratar de tener el mejor año posible, y después se verá“, clarificó el entrenador.

Argentino. NBA como estilo de vida.

Pincha para comentar

Más Conferencia Oeste