Conecta con DBasket

San Pablo Burgos

Así juega Earl Clark, el hombre tranquilo que será el faro de Burgos

El ala-pívot estadounidense significa experiencia, tiro exterior y polivalencia defensiva para la escuadra azulona.

Earl Clark San Pablo Burgos
Fuente: Euroleague.net

De participar en 276 partidos en la NBA a aterrizar en un equipo europeo que solo tiene cuatro años de vida. Aunque parezca de difícil entendimiento, es el camino que tomará Earl Clark la temporada que viene jugando para San Pablo Burgos. La escuadra castellano-leonesa, como ya viene siendo tradicional en su corta historia ACB, echa su órdago en forma de ala-pívot norteamericano. Así fue primero con Deon Thompson y la segunda mitad del pasado curso con Dominique Sutton, en ambos casos logrando el objetivo buscado.



Burgos ha hecho incorporaciones de calidad para afrontar la liga ACB y su estreno en competiciones continentales. Llegarán jugadores contrastados en lides europeas, entre los que se encuentran Bassas o McFadden, y otros que debutarán, como Tokoto y Salvó. Pero sin duda, el fichaje estrella, destinado a que el proyecto dé otro paso hacia adelante, es el de Earl Clark.

Experiencia en NBA, Euroliga y Basketball Champions League

Como ya hemos comentado, Earl Clark ha jugado 276 partidos (15 de playoffs) en la NBA, repartidos en cinco franquicias diferentes: Phoenix Suns, Orlando Magic, Los Ángeles Lakers, Cleveland Cavaliers y Brooklyn Nets. Su mejor temporada en esta parte de su carrera fue con los angelinos, donde promedió 7,3 puntos y 5,5 rebotes (2012/13).

Posteriormente, tuvo un efímero paso por el baloncesto chino antes de recalar en ligas del viejo continente. Será la cuarta temporada de Clark en Europa, donde ha jugado dos años para Besiktas y la pasada temporada en Buducnost Podgorica, que por primera vez en su historia jugaba Euroliga. En la máxima competición continental marcó unos guarismos de 11,7 puntos y 3,7 rebotes. Anteriormente, siendo jugador de la escuadra de Estambul, Clark ya disputó Basketball Champions League, competición que afrontará con San Pablo Burgos. Fue en la temporada 2016/17 y promedió 13,8 puntos y 5,5 rebotes en 16 encuentros.

Clark estuvo dos temporadas en Besiktas. Fuente: eurohoops.net

Excelso atacante

La etapa de formación de Clark iba encaminada a hacer de él un jugador exterior, por lo que adquirió habilidades de alero. Sin embargo, un crecimiento tardío de estatura le llevó a desempeñarse en posiciones interiores. Esta destreza se aprecia sobre todo en un buen manejo de balón. A pesar de ser un jugador de 2,08, no es extraño verle echar el balón al suelo para generarse un tiro de media distancia tras bote o dribbling.

También tiene buenos fundamentos cuando encara el aro, siempre jugando de fuera hacia dentro. Además, atesora amenaza con el tiro exterior, lo que combinado con una buena finta y un primer paso muy largo, le permite deshacerse de su par para entrar a canasta. No suele posicionarse para recibir en el poste a pesar de su fortaleza, sino que suele situarse en posiciones abiertas a esperar a que le llegue el balón para desplegar su abanico de habilidades.



Durante su carrera NBA, verle lanzar de continuo desde el perímetro no ha sido una constante, ya que en la mejor liga del mundo conseguir un volumen de tiros exteriores considerable está reservado a los mejores jugadores. Sin embargo, en su desembarco en Europa y, especialmente, en esta última temporada en Buducnost, si que ha demostrado ser efectivo: en Euroliga ha rozado el 40% de acierto. Las situaciones propicias para Clark en este aspecto han sido con el pick-and pop y lanzando según recibe (catch and shoot). A pesar de no tener una mecánica especialmente veloz, aprovecha cuando sus rivales se encierran en la zona para armar su brazo.

Earl Clark significa polivalencia defensiva

La gran virtud de Clark en el costado defensivo es la polivalencia. A pesar de partir de la posición de ala-pívot, tiene la capacidad de poder lidiar tanto con pívots como con algunos exteriores. Posee velocidad y facilidad de desplazamiento lateral suficiente para marcar a determinados aleros, y su considerable fortaleza y envergadura le hace también fuerte en la zona ante los centers rivales.

Earl Clark: un iceman

El ala-pívot de New Jersey tendrá a toda una afición entregada e intensa, sobre todo cuando juegue en el Coliseum. Sin embargo, será raro verle celebrar una victoria, una canasta o un tapón tan efusivamente como a Sebas Sáiz o Augusto Lima. Su gesto permanecerá inalterable en todas las circunstancias. De hecho, su exceso de tranquilidad en la cancha se transmite a su juego. En consecuencia, su frialdad puede ser la causa de que no haya llegado a tener una mejor carrera en el baloncesto.

A Clark sus antecesores en el cargo le han dejado el listón muy alto. Pero, a priori, tiene condiciones suficientes para estar a la altura de un reto nada fácil. San Pablo Burgos lo vio claro y le ha dado los galones para afrontar su histórico estreno en Europa.



Pincha para comentar

Más FIBA