Conecta con DBasket

FIBA

España 101-62 Túnez

España se luce en la segunda parte y arranca con victoria

España arranca la copa del mundo con victoria ante Túnez. Rubio y Llull, los mejores del encuentro.

España Tunez
Fuente: EFE

La selección española se estrenó en el mundial con victoria ante Túnez en un partido en el que los norteafricanos amenazaron con poner las cosas difíciles durante la primera mitad. Los 17 tantos de Ricky y 16 de Llull, claves para el conjunto de Scariolo.



Quintetos

– España: Ricky l Rudy l Claver l Juancho l Marc Gasol

– Túnez: Abada l El Mabrouk l Roll l Romdhane l Mejri

Primera parte de mucha igualdad

El primer cuarto arrancó con un triple de Ricky, al que siguieron dos canastas en la zona de los interiores españoles. La selección del norte de África recortó distancias y se mantuvo en el encuentro con canastas interiores. Tras una sequía anotadora de varios minutos, un tiro de Ribas despertó a la selección tunecina, que dio la vuelta al electrónico y finalizó el parcial por delante (16-17).

En el segundo cuarto, un arranque demoledor de Túnez colocaba a los africanos con una renta máxima de diez tantos, pero la reacción española tras el tiempo muerto fue de escándalo, con cuatro triples consecutivos que volvían a poner a la selección peninsular por delante al llegar al descanso (42-39).

España subió la marcha y Túnez no fue rival

El tercer cuarto arrancó de la mejor manera para el cuadro de Scariolo. Un parcial de 12-0 colocó la máxima de los españoles en 15 en los primeros compases de la segunda mitad. La defensa de Marc Gasol resultó clave para que el equipo pudiera aumentar el ritmo de partido. Unos minutos en los que el ataque español sufrió un atasco fueron clave para que la renta no aumentara a mucho más de esos 15 tantos hasta los últimos dos minutos, donde Sergio Llull resultó imparable (con su patentado tiro sobre la bocina incluido) y consiguió aumentar la diferencia por encima de los 20 (72-47).

El último parcial tuvo poco que contar. La clara ventaja que sacó la selección española en el último cuarto, sumada a la lesión de la estrella tunecina, Salah Mejri, convirtieron el partido en un auténtico corre-calles. El acierto exterior de España, especialmente de Ribas, hizo que la diferencia resultara abrumadora. El partido finalizó con un contundente 101-62, que permitió a la selección estrenarse en el campeonato del mundo.



Pincha para comentar

Más FIBA