Conecta con DBasket

FIBA

Italia le aguanta tres cuartos a Serbia

Serbia cierra la fase de grupos con victoria ante Italia con un gran Bogdanovic.

Fuente: FIBA

La selección serbia dejó sin opciones a la Italia de Gallinari y Belinelli en el último periodo. La defensa de los de Djordjevic y el talento de Bogdanovic resultó demasiado para los transalpinos.

Quintetos:

Serbia: Jovic l Bogdanovic l Lucic l Bircevic l Milutinov

Italia: Hackett l Belinelli l Datome l Gallinari l Biligha

El juego coral de Serbia los coloca con ventaja

Los primeros compases del partido estuvieron marcados por el ritmo que impuso Bogdanovic como generador y anotador. Pero el conjunto transalpino no se estremeció y supo anotar al ritmo de su rival. La ventaja de velocidad de Gallinari sobre los interiores serbios era diferencial para que su equipo pudiera seguir en el partido. Los minutos finales en pista de Micic y Marjanovic permitieron a Serbia acabar por delante al final del primer periodo pese a los tiros libres de los italianos (23-28).

Al inicio del segundo parcial, dos triples de Italia dejaban la diferencia en dos, después de que Marjanovic anotara previamente para los suyos. La respuesta de los balcánicos a esto fue simple; balones a Jokic. El pívot comenzó a mover la pelota haciendo valer su increíble visión de pase para otorgar a sus compañeros triples liberados y poner la ventaja en diez tantos. El acierto exterior del nuevo fichaje del Khimki, Stefan Jovic, permitía a los serbios mantener la diferencia obtenida y que no se moviera hasta final de cuarto (42-50)

El último cuarto, decisivo para Serbia

Durante el inicio de la segunda parte, Gallinari metía a los suyos de lleno en el partido con tres triples consecutivos. A partir de ahí, la ruda defensa de ambos conjuntos hizo que el marcador se congelara durante un largo periodo. Ante la falta de fluidez ofensiva de ambos, la línea del 4’60 resultó decisiva para que los serbios aumentaran mínimamente su renta hasta el 57-70.

El inicio del último periodo fue favorable a Italia, que volvía a colocarse a menos de diez. Pero Bogdanovic se volvió a poner la capa para evitar sorpresas. La defensa de los balcánicos, sumada a los puntos al contraataque terminaron de dilapidar a una combativa selección italiana. Con el partido ya decidido, una serie de tanganas que involucraron a varios jugadores, ensuciaron un partido del más alto nivel que terminó llevándose Serbia por 77 a 92.

 

Pincha para comentar

Más FIBA