Conecta con DBasket

Internacional

España, a la final tras una histórica victoria frente a Australia

Fuente: fiba.basketball.com

Se imponen las defensas

Quintetos iniciales:

España: Rubio, Rudy, Claver, Juancho y Gasol.

Australia: Dellavedova, Mills, Ingles, Landale y Baynes.

El encuentro se iniciaba de manera fulgurante para España con un 5-0 de parcial. Aunque al paso del ecuador del primer cuarto, Australia ya había logrado igualar la contienda. Cada equipo intentaba hacer uso de sus mejores armas: la constancia anotadora de Ricky y, Juancho imponiéndose a su emparejamiento, ponían los primeros puntos. Y Dellavedova, Mills e Ingles por el bando oceánico, apagaban el buen inicio de los de Scariolo.

Posteriormente la anotación se frenó y con un intercambio de anotaciones, con triple de Llull sobre la bocina incluido se llegó al final del primer cuarto (22-21).

Las defensas se le atragantaban claramente a los ataques y los porcentajes de lanzamiento no estaban siendo buenos en ninguno de los dos bandos. Cada canasta costaba mucho trabajo para todos excepto para Mills, que con su calidad lograba aprovecharse de bloqueos y colarse en la zona española para anotar. Australia lograba despegarse cinco puntos en el marcador (22-27), y Scariolo se vio obligado a pedir un tiempo muerto para rearmar un ataque que no funcionaba. Un 2-11 de parcial en los primeros cinco minutos del segundo cuarto demostraba el mal momento de España.

La selección mejoró algo en ataque desde el juego de Ricky Rubio. Sin embargo, no era suficiente para cerrar la brecha que al descanso era de cinco puntos, (32-37). El saldo del partido desde el perímetro había sido de 9/33, los tiradores no estaban teniendo un día fácil.

España llega a tiempo

El inicio de la segunda mitad era esperanzador para España, había aparecido Marc Gasol con siete puntos consecutivos y estrechaba el cerco. Sin embargo, Australia volvía a minar la reacción de la selección con Mills y Baynes, (39-50). El exterior de los Spurs, y gran estrella wallaby llevaba ya 17 puntos anotados.

España volvió a reaccionar de la mano de Llull, con un nuevo triple tras varios rebotes. Además por primera vez en el encuentro el juego de los de Scariolo parecía ver por momentos la luz. El partido iba a entrar en los últimos diez minutos con una ligera ventaja para Australia, (51-55).

Desgraciadamente para la selección, la mejoría de los últimos instantes del tercer parcial no tuvo continuidad en el inicio del último cuarto. El rebote ofensivo australiano le estaba dando oportunidades para seguir por delante, (58-65).

España definitivamente apretó en defensa y cerraba mejor el rebote. Este hecho, sumado a los mejores minutos atacantes de Gasol en lo que va de competición, permitió a la selección ponerse a solo dos puntos de Australia, (65-67). El pase a la final se iba a decidir por pequeños detalles en los dos últimos minutos.

Una falta de Andrew Bogut permitió a Gasol, desde la línea de libres, poner a España un punto por delante a falta de ocho segundos. En la última acción, Mills solo convirtió uno de los dos lanzamientos libres de que dispuso y el partido quedó abocado a la prórroga, (71-71).

El tiempo extra, con cinco puntos consecutivos de Marc, no podía empezar de mejor manera para España. Por contra, Mills y Kay, los mejores de Australia, volvieron a equilibrar (76-76). Una sucesión de faltas y tiros libres llevaron el encuentro hasta una segunda prórroga en la que la táctica dejaba paso al corazón, y ahí España fijó el 95-88 con el que se cerraría un partido que será recordado por mucho tiempo en nuestro baloncesto.

La cita definitiva, la finalísima de este Mundial de China 2019, tendrá lugar el próximo domingo a las 14.00h frente a Argentina (80-66 vs Francia).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pincha para comentar

Más Internacional