Conecta con DBasket

Valencia Basket

El club valenciano presenta su candidatura a todo

Valencia Basket: de vuelta a la Euroliga

El Valencia ha formado un equipo aspirante a todo para este curso, con fichajes de máximo nivel y renovaciones importantes.

Valencia Basket
Fuente: Euroleague.net

El Valencia Basket, que apuesta por la continuidad de Jaume Ponsarnau, tiene su plantilla más que confeccionada para este curso. Una rotación de catorce jugadores que pueden aportar desde el primer minuto, con un juego interior de primer nivel y dos fichajes para la posición de escolta que prometen dar muchas alegrías.



Ponsarnau continuará al mando del Valencia

Tras una temporada repleta de dudas en competición nacional, el conjunto taronja ha decidido apostar sobre seguro con la continuidad del técnico. Cuenta con experiencia en la selección española como ayudante de Scariolo y ya dejó ver ante el Barça en la Supercopa como quiere que juegue su equipo: el balón en continuo movimiento y con cinco jugadores con capacidad para lanzar desde el exterior.

Si bien es cierto que la plantilla del club levantino tiene una pinta de escándalo, el trío de bases puede quedarse corto para la Euroliga. Los problemas físicos de Van Rossom están siempre presentes, pese a ser un gran anotador desde el puesto de guard. Tanto Guillem Vives, quien parece haber llegado a gran nivel de sus vacaciones, como el flamante fichaje Quino Colom no son jugadores con muchos puntos en sus manos, por lo que su faceta de pasadores debe brillar más que nunca para que los escoltas puedan anotar.

En esta posición sigue Alberto Abalde, que no para de crecer y se antoja fundamental este año, además de los fichajes de Vanja Marinkovic, tirador letal que tiene futuro asegurado al otro lado del charco, y Jordan Loyd, que llega desde Canadá tras alternar su participación con los Raptors con su equipo filial. Se trata de un escolta muy eléctrico y gran defensor cuyo punto fuerte es la penetración.

Como aleros, se apuesta por otro año de Joan Sastre y Fernando San Emeterio, que reducirán sus minutos respecto al año pasado pero seguirán siendo esenciales, especialmente el ex de Baskonia. Como falso alero, alternando con posiciones interiores, se ha renovado al canadiense Aaron Doornekamp, un jugador que no se adaptó el año pasado pero que dejó claro su verdadero nivel en Tenerife con porcentajes de tres temibles.



Un juego interior al nivel de los mejores

Como ala-pívots, la continuidad de Labeyrie lo convierte en la única cara conocida para la afición, pues llegan el australiano Brock Motum y el senegalés Maurice Ndour. El primero ya mostró su principal punto fuerte en el concurso de triples proclamándose campeón, pero será importante su nivel físico después de las lesiones que sufrió en Anadolu Efes. El segundo viene de ser el mejor defensor de la liga rusa, un auténtico todo terreno que roba balones, tapona, rebotea y puede anotar. Dará mucho que hablar tanto de ‘4’ como de ‘5’.

Como centers, repiten Bojan Dubljevic y Mike Tobey. El montenegrino debe consagrarse como una estrella a nivel continental y ser el referente ofensivo de los de Ponsarnau. Por su parte, Tobey aportará intensidad y rebote en los minutos en los que ‘Dubi‘ esté en el banquillo.

Pincha para comentar

Más Liga Endesa