Conecta con DBasket

Monbus Obradoiro

Obradoiro quiere opositar a la zona tranquila de la ACB

El conjunto gallego inicia hoy su andadura en Liga Endesa con un objetivo muy claro: mantenerse en la élite.

Monbus Obradoiro
Fuente: Obradoiro CAB

Las aguas en tierras compostelanas nunca están tranquilas. El Monbus Obradoiro lleva varias temporadas en la élite del baloncesto nacional. Sin embargo, su principal objetivo año tras año, la permanencia, parece ser más complicada de lograr. Esta temporada la Liga Endesa ha registrado una mejora global en todos los equipos de la competición, por lo que la salvación se venderá muy cara.



Los gallegos han realizado varios movimientos a lo largo de este verano con el objetivo de conseguir que el hecho de mantenerse no sea tan agónico como lo fue la temporada pasada, donde dependieron del resultado del Delteco GBC para lograr la salvación. Ahora, a algo más de diez horas para su debut en liga contra el Barça, haremos un nuevo análisis de lo que veremos en este nuevo Monbus Obradoiro.

Los constructores del éxito siguen abonados al Obradoiro

Si hay tres personas que deberían tener una estatua al lado del Multiusos Fontes do Sar, esos son Moncho, Gonzalo y Víctor. El trío técnico cumplió esta temporada pasada 300 partidos como grupo, siendo este un récord para el club gallego. Moncho Fernández, también conocido como El Alquimista, llegó al equipo en el año 2010, y desde ese momento su participación se resume en hechos históricos para la entidad gallega. Ascenso a Liga Endesa, título de Copa Príncipe y primera participación del club en Liga Endesa han sido algunos de los logros conseguidos por Moncho y su cuerpo técnico.

Estos tres nombres no son los únicos abonados de este equipo, si no que otra parte muy importante del mismo es la afición, una de las más fieles de la Liga Endesa y que seguirá llenando el Multiusos cada dos semanas. De su mano sonará ‘O Miudiño’, uno de los cánticos representativos de la competición.

El triple seguirá siendo protagonista

Si hay un recurso que caracteriza al Monbus Obradoiro es el triple. El equipo gallego siempre ha contado en sus filas con jugadores que dominan este aspecto. Los ejemplos más recientes son nombres como Alberto Corbacho, Matt Thomas y Kostas Vasileiadis, este último todavía en el equipo. Pero este año, el Obradoiro ha conseguido la adquisición de un jugador que puede marcar las diferencias. Se trata de Fletcher Magee, jugador que tiene el récord de triples anotados (509) en la NCAA y que durante la pretemporada ya ha mostrado su acierto desde el perímetro.

Además de contar con Magee, el club compostelano seguirá teniendo entre sus filas al griego Kostas Vasileiadis. El alero es todo un veterano de la liga, después de pasar por Iberostar Tenerife y Bilbao Basket durante varias etapas, y como buen conocedor de la competición sabe que hacer para ganar partidos, sobre todo desde el triple. Esta temporada pasada ya nos dejó alguna que otra canasta sobre la bocina y un récord dentro del club, después de anotar diez triples ante el Zaragoza.

El fondo de armario en Obradoiro estará en los fichajes

Cada verano el Obradoiro se mueve por toda Europa y EEUU en busca de los mejores fichajes posibles para su plantilla. Esta temporada el club de Santiago de Compostela ha optado por firmar jugadores con conocimiento en la competición, como Earl Calloway, Chris Czerapowicz y Álvaro Muñoz. Estos tres pueden acoplarse fácilmente al juego del Obra, ya que tienen buenos porcentajes desde la línea de tres y cumplen con el cartel defensivo necesario para jugar en el equipo.



En lo que se refiere al juego interior, Mike Daum y Dejan Kravic serán los nuevos encargados de defender los aros del Multiusos Fontes do Sar. Mike Daum llega directamente desde Estados Unidos, donde cumplió el ciclo universitario con South Dakota State. En su última temporada como universitario, sus números fueron de lo más destacado de su equipo, al promediar 25,3 puntos, 11,7 rebotes y 1,8 asistencias.

El otro fichaje puede ser uno de los robos de la competición, ya que el Monbus Obradoiro se ha conseguido hacer con el pívot titular del vigente campeón de la BCL, el Virtus Bologna. Se trata de Dejan Kravic, interior de 211 cm y que se caracteriza por su carácter defensivo, aspecto en el que intimida a la mayoría de sus rivales por su físico y su poderío en la zona.

Pincha para comentar

Más FIBA