Conecta con DBasket

Liga Endesa

San Pablo Burgos 79-65 BAXI Manresa

Los exteriores de Burgos no tienen piedad de un débil Manresa

Los catalanes acusaron en exceso las bajas de sus anotadores de perímetro

Fuente: ACB Photo / M. González

En el partido aplazado de la segunda jornada de la ACB, San Pablo Burgos se ha impuesto por 79-62 en el Coliseum a BAXI Manresa. Los locales dominaron el partido de cabo a rabo con una buena aplicación defensiva y las tracas de sus exteriores. Las bajas de Ferrari y Toolson se hicieron notar en el bando de Pedro Martínez, que se fue con un pobre 13% en triples y, solo tres anotaciones desde más allá de 6,75.

Por parte burgalesa los mejores fueron Thad McFadden (17 puntos), Vítor Benite (14 puntos) y Goran Huskic (9 puntos y 9 rebotes). Mientras que en los visitantes destacó Davis Kravish. Una vez acabada la segunda fecha de la competición, el triunfo permite a San Pablo Burgos colocarse tercero en la tabla.

Por dentro y por fuera

El primer cuarto fue relativamente igualado, Burgos conseguía las primeras anotaciones adentrándose en la zona de los catalanes mediante Lima, Tokoto y Huskic. Los manresanos consiguieron paliar un parcial inicial de 7-0 mediante Magarity y Kravish. Pero ya se podía aseverar que el partido en ataque iba a ser duro para ellos. La defensa burgalesa era incisiva y se cerraba conociendo la falta de tiro exterior de los de Pedro Martínez. Con el 20-16 se llegó al final del primer parcial.

Sin embargo, en el inicio de  segundo cuarto Peñarroya cambió el guión atacante y su equipo salió a abrir brecha desde el exterior (7 triples en la primera mitad). Bassas, McFadden y Vega hacían diana, mientras los problemas en ataque de los catalanes persistían. Con un parcial de 23-13 en el segundo cuarto, los burgaleses habían puesto el encuentro muy a su favor, (43-29).

Brega y traca final

Tras el paso por vestuarios el partido cambió. San Pablo no salía acertado de cara al aro y Valuet realizando un buen trabajo en la zona contrarrestaba los puntos burgaleses, que principalmente llegaban desde el tiro libre, (62-45). A pesar de no estar bien en ataque, Burgos trabajó bien en la parte de atrás incomodando las circulaciones de Manresa y, además dominó el rebote.

Los bermellones iniciaron bien el último cuarto merced a un buen Jordan Davis, que anotaba en tres ocasiones casi consecutivas. Por contra, Burgos estaba pasando una racha de poca fluidez atacante. El encuentro llegó a estar 62-53 y Peñarroya paró el partido viendo la reacción de sus ex. Pero nada más lejos de la realidad, su tiempo muerto fue el preludio de la traca final.

A falta de seis minutos, Bassas, McFadden y principalmente Vítor Benite se pusieron manos a la obra para dinamitar el partido desde el exterior. Y este llegó a su final con 79-65 en el luminoso para éxtasis del Coliseum.

 

Pincha para comentar

Más BAXI Manresa