Conecta con DBasket

Los Angeles Lakers

Previas 2019/2020

Los Angeles Lakers: el ‘auténtico’ proyecto de LeBron James

Con LeBron y Davis a la cabeza, los angelinos no pueden menos que clasificarse para ‘playoffs’ esta misma temporada.

Los Angeles Lakers 2019-20
Fuente: Bleacher Report

Este será el segundo año de LeBron James en Los Angeles Lakers. Tras un primer contacto con la Conferencia Oeste, con un equipo formado por una mezcla de jóvenes muy jóvenes y expertos veteranos que firmaron por un año, ahora llega el auténtico desafío para el proyecto en común del alero de Akron y los de púrpura y oro.

Objetivo: reinsertarse entre los mejores

Tras un mercado agitado que ha dejado sus más y sus menos en la ciudad californiana, los Lakers afrontan esta temporada con el duro desafío de meterse por fin en unos playoffs que no catan desde 2013. Su objetivo real es el de asentarse nuevamente en postemporada de forma regular y, en poco tiempo –mejor este año que el que viene– ser aspirantes al Anillo.

No será tarea fácil. Muchos equipos en la Conferencia Oeste querrán aprovechar el vacío de poder que pueden dejar las bajas de Kevin Durant y Klay Thompson en los Golden State Warriors y han sabido reforzarse bien para conseguirlo. Las plazas para los playoffs van a estar más reñidas que nunca, y si bien los Lakers, como todos, buscarán el factor cancha en una hipotética clasificación lo cierto es que las expectativas fuera de la franquicia están en ver cómo se fajarán contra equipos que es menos probable que acaben en el top-4 como San Antonio Spurs, Oklahoma City Thunder o New Orleans Pelicans.

Un mercado como una montaña rusa

El verano de los Lakers ha sido de lo más revuelto. Empezó con una tremenda subida de moral con el fichaje de Anthony Davis. El ala-pívot llegó por fin a Los Angeles tras mucho batallar con los Pelicans, quienes finalmente sacaron buena tajada por él. En el traspaso, los angelinos tuvieron que dar a buena parte de sus jóvenes valores y enfrentarán esta temporada sin Lonzo Ball, Brandon Ingram ni Josh Hart, todos parte ahora de la disciplina de los de Louisiana.

Anthony Davis con la camiseta de los Lakers | Fuente: NBA.com

Poco hay que decir al respecto que no se sepa ya. La Ceja es uno de los mejores jugadores de la NBA actual, un 4 móvil, corpulento, con defensa, con anotación. Y con unos número de infarto: 25,9 puntos, 12 rebotes, 3,9 asistencias y 2,4 tapones por partido en la última temporada. Dominante como pocos en ambos lados de la cancha, él solo es capaz de llevar a un equipo entero. Junto a una leyenda viva como LeBron, su llegada disparó los ánimos en el Staples Center. Una dupla de semejante calado, además, serviría para atraer a más jugadores, concretamente a uno…

Con mucho hueco salarial abierto para atraer a una gran estrella en la agencia libre, los Lakers se centraron en el fichaje de uno de los agentes más codiciados del mercado: Kawhi Leonard. Todas las demás operaciones quedaron paralizadas hasta conocer la decisión de The Klaw, por lo que el resto de estrellas libres fueron recalando en otros equipos. Finalmente, el 6 de julio el alero dio a conocer su decisión: se iba a Los Angeles, pero a los Clippers, convirtiéndolos automáticamente en candidatos al título al fichar también a Paul George.

La dura caída del cielo

El varapalo para los de púrpura y oro fue tremendo. La confianza en convencer a Leonard para vestir su camiseta era total, y ver con la camiseta de uno de sus más acérrimos rivales tanto a él como a PG13 (ambos californianos y objetos de deseo de los Lakers) será terrible para la mitad de la afición del Staples Center. Pero la directiva supo reaccionar a tiempo.

Tras una breve pataleta en la que inculparon a Kawhi de perjudicarles y de “jugar con ellos”, los despachos pusieron la directa y trajeron ilusión a la grada. Llegaron DeMarcus Cousins, Avery Bradley y Danny Green con la vitola de fichajes de calidad. Quinn Cook, Jared Dudley y Troy Daniels reforzarían el banquillo. Y de la agencia libre se repescó a JaVale McGeeAlex CarusoRajon Rondo y Kentavious Caldwell-Pope.

Pero la diosa Fortuna aún se guardaba una carta contra los Lakers. Cousins se rompió nuevamente en un entrenamiento de la Summer League de Las Vegas, por lo que muy probablemente se pierda también esta temporada o, al menos, la regular season. Como refuerzo para cubrir esta baja tan inconveniente, un regreso inesperado y con truco: Dwight Howard. Superman ha cerrado una plantilla con la que tendrá que trabajar la dupla Frank VogelJason Kidd y tratar de devolverle la gloria apagada en los últimos y oscuros años.

Los Lakers tienen que volver a playoffs

Cualquier cosa que no sea llegar a postemporada será un fracaso para los Lakers. La franquicia californiana lleva mucho tiempo sin alcanzar la fase final de la liga y, en un equipo con este historial, estos años están siendo un borrón de buen tamaño. Además, con la adquisición de Anthony Davis no hay excusas: es un primera espada, uno de los mejores de la NBA y, junto a LeBron James, deberían conseguir ese objetivo sin problemas. De hecho el Anillo debería ser la auténtica meta si no este año, el siguiente a más tardar.

Además, las 37 victorias obtenidas el año pasado en la temporada regular son demasiado pocas para este equipo reconfigurado. Los Lakers tienen que llegar, como muy mínimo, al 50% de victorias. No es tarea fácil, claro, porque sus competidores no se han reforzado mal, pero aún así les sobra plantilla y nivel para alcanzarlas.

Pincha para comentar

Más Conferencia Oeste