Conecta con DBasket

Monbus Obradoiro

El huracán Magee puede con la fuerza del Bilbao Basket

Fuente: ACB Photo / X. Cortizo

Duelo de contrastes en el Multiusos Fontes do Sar. Monbus Obradoiro, con cero victorias y dos derrotas, recibía al Bilbao Basket, equipo recién ascendido y que cuenta sus partidos por triunfos, en un enfrentamiento que pintaba como fundamental para los de Moncho Fernández a la hora de esquivar los puestos de abajo. Por su parte, los vascos querían continuar con su buena racha después de las victorias ante Iberostar Tenerife y en casa contra el Valencia.

Bilbao Basket empieza más fuerte

Tras el salto inicial entre Dejan Kravic y Ondrej Balvin, Bilbao Basket tomó la iniciativa del encuentro con los principales fichajes como referentes. Arnoldas Kulboka, Axel Bouteille y el propio Balvin serían los principales referentes de los vascos, que conseguían anotar jugada tras jugada (5-9). Con la ventaja de los bilbaínos, fue un ex del conjunto visitante quien metería al Monbus Obradoiro en el partido gracias a su acierto. Kostas Vasileiadis anotaró 8 puntos consecutivos, acortando así la diferencia en el marcador (13-15).

Los hombres de banquillo de ambos conjuntos saltaron a cancha, provocando una disminución del ritmo del partido respecto al marcado por los titulares. Dos puntos de Ben Lammers después de una buena jugada en la zona le permitiría a los pupilos de Alex Mumbrú finalizar el cuarto con una pequeña ventaja (15-17).

Magee pone al Obradoiro al acecho

Con los diez jugadores ya en pista, la mayoría jugadores de banquillo, el partido entró en una fase lenta y poco anotadora, con un tanteo escaso a pesar de contar con grandes anotadores en la pista como son Fletcher Magee y Jaylen Brown. Bilbao Basket seguía mucho mejor en cancha, y el acierto del quinteto suplente puso de nuevo una ventaja de +7 (17-24).

Vasileiadis, junto con Brodziansky y Czerapowicz, fueron los encargados de despertar al Fontes de Sar a pocos minutos de llegar el descanso (23-26). La tercera falta de Vasileiadis daría aire al Bilbao Basket, pero ante la ausencia del griego sería el turno del americano Magee, que clavó tres triples consecutivos y golpeó a los vascos desde el perímetro. Sin embargo, el encargado de cerrar el cuarto fue Axel Bouteille, que desde la línea libre pondría el 38-41.

Primera ventaja notable del Obradoiro

El partido continuaba con la misma dinámica que había cerrado los primeros veinte minutos. El acierto de ambos conjuntos era alto, y los tiros que no habían entrado en los primeros compases del partido entraban ahora. El acierto exterior era muy bueno en los dos conjuntos, pero había un jugador que marcaría las diferencias. Fletcher Magee puso por primera vez a los gallegos por delante (47-45) después de la canasta inicial, y el Sar explotó de alegría.

El acierto exterior de Magee pasó a los jugadores interiores, con Dejan Kravic y Mike Daum como protagonistas de las acciones en ataque de los gallegos. Los locales vieron cómo el partido entraba en la recta final de tercer cuarto con una pequeña ventaja a favor (62-57), que sería aumentada con dos tiros libres anotados por Daum, cerrando así el cuarto con siete puntos de diferencia (64-57).

Un final de infarto deriva en cinco minutos extra

Bilbao Basket no quería perder el partido después de la gran primera parte realizada. Jonathan Rousselle y Sergio Rodríguez activarían a los vascos de tres en tres y el encuentro volvió a estar en un puño (64-63). Los ala-pívot de ambos equipos, Brodziansky y Kulboka, se picaron sobre la cancha y ambos anotaron para sus equipos, pero el ganador sería el eslovaco gracias a un triple que volvía a poner al Monbus Obradoiro por delante (71-67).

Con una ventaja cómoda para los locales, Ondrej Balvin realizó uno de los mates del partido y forzó un 2+1 después de machacar ante los interiores gallegos, poniendo a su equipo uno abajo (71-70). El Obra entró en el último minuto con tres puntos de ventaja gracias a dos tiros libres acertados por Kravic, pero cuando todo parecía finalizado Arnoldas Kulboka anotaba de tres y empataba el partido a falta de 2,8 segundos (73-73). Finalmente, la última jugada de los gallegos no entró y el partido fue a la prórroga.

El partido no quería finalizar y el Obradoiro lo selló

El partido necesitó de dos prórrogas después de que en la primera el Obradoiro consiguiera salvar el encuentro gracias a los tiros libres y a una carambola bajo el aro de Balvin, principal valedor de los vascos en la primera prolongación. Con el 84-84 el partido entraba en la segunda prórroga, la cual se presuponía igualada. La clave del tiempo extra estuvo en la misma jugada, cuando el mismo Balvin fallaba un tiro libre y Magee anotaba un 3+1 (94-89). Finalmente, un último ataque fallido por el Bilbao Basket dejó la victoria en Santiago por 98-96.

Pincha para comentar

Más Bilbao Basket