Conecta con DBasket

Sin categoría

San Pablo Burgos, un arranque de curso perfecto

Encaramado en lo más alto de la ACB y en línea de salida de la Basketball Champions League

Fuente: SPB/ María González

En Burgos se vivía el inicio de este curso con grandes cantidades de ilusión, aunque también con una pequeña porción de temor por si las cosas no iban bien. Un club novato en estas lides tenía que afrontar un sprint de seis encuentros en apenas tres semanas.

Sin embargo, el inicio no ha podido ser mejor: seis victorias en otros tantos envites. El equipo se encuentra clasificado para la fase de grupos de la Basketball Champions League y lidera la ACB junto con el Real Madrid.

Pleno

El bloque de Joan Peñarroya cuenta todos sus partidos por victorias. Y no solo eso, se puede aseverar que aunque con algunos baches de juego, los azulones han sido superiores a todos sus rivales: son triunfos merecidos. Además, tres de ellos han tenido lugar a domicilio, hecho que tampoco debe de pasar desapercibido.

En ACB, San Pablo ha ganado en casa a BAXI Manresa y UCAM Murcia, además de a domicilio a Montakit Fuenlabrada y Joventut. Si bien es cierto que tres de estos cuatro rivales arrastran numerosas bajas en este inicio de temporada. Esta intachable serie, ha propiciado que los burgaleses se encuentren junto con el Real Madrid en lo más alto de la tabla clasificatoria.

En medio de estas cuatro jornadas, Burgos disputó a ida y vuelta la eliminatoria previa de Basketball Champions League. Los castellano-leoneses ganaron tanto la ida en Kiev como la vuelta en su cancha. Esta semana ya llegará la fase de grupos al Coliseum recibiendo al Telenet Giants Amberes.

San Pablo debutará contra Giants Antwerp Fuente: championsleague.basketball

Cincuenta partidos asegurados

La entrada en la fase de grupos de la competición continental trae aparejado un aumento considerable de partidos: ya serán un mínimo de 50. Por tanto se eleva de igual forma el número de de desplazamientos, algunos de ellos algo farragosos.

También la escuadra burgalesa, a partir de ahora sobre todo, se tendrá que acostumbrar a jugar dos encuentros por semana, algo hasta la fecha desconocido para el club. Aunque con los fundamentos que el equipo va cogiendo, pocos temores puede haber ante esta carga competitiva. Además, la mayoría de los jugadores de la plantilla y el propio entrenador ya están experimentados en estos ámbitos.

Mucho tiro exterior y pocos puntos en contra

Entrando ya propiamente en el juego y, a grandes rasgos, los dos aspectos que podemos destacar de lo visto hasta ahora a San Pablo son el uso del tiro exterior y la defensa. En ACB, Burgos es de los equipos que más tira desde la larga distancia, además si que traduce esta suerte en puntos: es de los que mejor uso hace del lanzamiento triple (2º tras el Real Madrid). Un 42% de los intentos han pasado por el aro, lo que da buena cuenta de una acertada selección de tiro. Posee grandes lanzadores y en los cuatro encuentros de Liga Endesa, en uno u otro momento este aspecto del juego ha sido decisivo en la consecución de las citadas victorias.

Otro apartado del juego a destacar está siendo la defensa. Históricamente, el club azulón en su trayectoria en ACB nunca había destacado en este aspecto. Sin embargo, tras los cuatro primeros partidos, es el tercer equipo que menos puntos ha recibido con 74,2 de media. Muchas posesiones de los rivales acaban en jugadas improvisadas o tiros forzados a final de posesión, en que los porcentajes de acierto se reducen sensiblemente.

Además, el lenguaje corporal de los jugadores en la parte de atrás, habla de gran disposición y compromiso por parte de los mismos para llevar a cabo las pautas impuestas por Peñarroya, un técnico defensivamente muy minucioso.

Tiros libres, una cruz

No cabe duda de que las notas positivas priman sobre las negativas. Sin embargo, en estos primeros encuentros y a pesar de haber hecho pleno, ha habido un aspecto bastante mejorable por parte de los de Peñarroya: rentabilizar los tiros libres en puntos.

Buen ejemplo es el partido de la jornada 3 en Badalona. De estar a un nivel normal de acierto desde la línea de personal, los burgaleses no hubiesen pasado absolutamente ningún apuro para llevarse el triunfo. Desperdiciaron 10 tiros libres, algo que también se repitió el pasado sábado ante UCAM, con 12 errores desde el 4,60.

También se han podido ver algunas pérdidas de balón innecesarias por falta de entendimiento entre jugadores. Pero este es un hecho más típico de la altura de temporada en la que estamos, en la que todavía faltan algunos automatismos tácticos.

Un bloque

Resulta altamente satisfactorio para Burgos que hasta la fecha el peso del equipo no ha recaído sobre ningún jugador en concreto. Sino que el MVP partido a partido va pasando de unas manos a otras: Bassas, Tokoto, Clark, McFadden han sido los que mejores números han hecho en los diferentes encuentros. También Benite está rayando a un gran nivel tras el mundial y, tras el partido ante Murcia, el charrúa Bruno Fitipaldo ya parece haber arrancado definitivamente.

La formación que hasta la fecha más daño ha hecho a los rivales ha sido la compuesta por Bassas, McFadden, Benite, Clark y Lima. Un quinteto con muchos puntos en las manos.

También la intendencia está funcionando y, los jugadores de rotación también están aportando en los triunfos. Quizás el jugador más perjudicado en el plano individual esté siendo Goran Huskic. Un sistema con tantas armas exteriores ha reducido el número de lanzamientos de los que dispone el pívot de Belgrado: la temporada pasada tuvo un promedio de casi 7 lanzamientos y, hasta el momento, en esta, solo goza de una media de apenas 4,5 intentos.

Por último, reseñar también como aspecto positivo, que a pesar de no tener una plantilla larga para afrontar ambas competiciones, Burgos no ha registrado contratiempo físico alguno y ningún efectivo se ha perdido partidos de competición.

El Coliseum, una fortaleza

Cuando se encaraba la parte final del pasado curso, los análisis hacían hincapié en la necesidad de convertir la cancha burgalesa en un fortín para lograr objetivos ambiciosos. Y así está siendo, desde finales del pasado mes de enero, San Pablo solo ha cedido dos partidos (Obradoiro y Real Madrid), de once en el Coliseum.

Entre el final de la era de Diego Epifanio y el inicio de la de Peñarroya se ha conseguido hacer de la victoria ante más de 9.000 espectadores algo habitual,  con la importancia que ello conlleva en un contexto de tanta exigencia como en de este curso.

Lo que se le viene

Al hilo de lo expuesto punto anterior, hay que hacer énfasis en que de los diez encuentros que San Pablo jugará en en espacio de un mes, seis de ellos serán en casa. Por lo que la fiabilidad de los azulones en el Coliseum tiene que seguir siendo un importante caballo de batalla.

En ACB tras viajar este fin de semana a Andorra, Burgos verá pasar consecutivamente a Valencia Basket y Casademont Zaragoza. Posteriormente la cita será en Tenerife y el 16 de noviembre el Coosur Betis rendirá visita a la capital castellano-leonesa.

Si a Basketball Champions League nos referimos, los de Peñarroya abrirán la competición con dos enfrentamientos en casa (Telenet Giants Antwerp y Anwil Wloclawek). Posteriormente viajarán a Bandirma y Atenas (AEK), recibiendo entre medias a Elan Bernais Pau.

El inicio ha sido más que prometedor para Burgos, pero a partir de ahora vienen las curvas. Los más cautelosos piden ir paso a paso. Sin embargo, otros como Thad McFadden prefieren apuntar muy alto desde el principio. ¿Cuánto tiempo más seguirá Burgos sin conocer la derrota?

 

 

 

 

 

 

Pincha para comentar

Más San Pablo Burgos